LT22: la radio que abrió y dejó huellas imborrables

Para rubricar el homenaje a los 50 años de la salida al aire de LT22 Radio Nueva Era, un encuentro con Manuel Francisco Arive y el complemento de audios de conocidos comunicadores, grabados en la añorada emisora.



Atardece en Pehuajó y después de mucho tiempo, con las precauciones impuestas por la pandemia, un feliz reencuentro con Manuel Francisco Arive, propicio para rememorar tiempos idos y compartidos en el atrapante mundo de la comunicación, ya sea oral, gráfica o televisiva.

Manolo, que afronta con entereza problemas de salud que lo mantienen un tanto alejado del ámbito periodístico, evoca aquellas épocas de intensa labor en el equipo deportivo de la querida LT22. Sin duda, momentos que no se olvidan, muy por el contrario, están latentes y perduran en el tiempo.

Y claro como sucede siempre, la sensibilidad brota y la nostalgia acapara sentimientos. A pocas horas de haberse celebrado el día del periodista, la evocación adquiere mayor relevancia. Es que LT22, representa para Manolo el comienzo de su labor periodística. Es la raíz de una vocación que se reafirmó, si bien ya había tenido experiencias preliminares en un LU11 de Trenque Lauquen, junto al recordado Juan Carlos Mascheroni.

El diálogo entremezcla vivencias de distintas etapas del quehacer periodístico, pero indudablemente las provenientes de la radio adquieren mayor relevancia. Haciendo una rápida síntesis resalta los recuerdos de su Francisco Madero natal, donde comenzó a amar el fútbol, pasión que luego, al no poder seguir su práctica, afianzó a través del periodismo.

Y finalmente el sentimiento de gratitud para con LT22, reviviendo el encanto y la magia tan especial que caracteriza la tarea radial en todos los que pasaron por sus estudios y fueron protagonistas de transmisiones desde exteriores. Y un recuerdo trae otro y el relato entrecruza deportes y folklore, evocando Arive los felices momentos compartidos con Los Carabajal y Mercedes Sosa, cuando visitaron nuestra ciudad.

Las primeras horas de la noche se avecinan y dentro de un rato juega la selección nacional. El living en la casa de "Pancho Tablón" adaptado convenientemente para ver el encuentro ante Colombia por la pantalla televisiva. De una u otra forma, siempre hay ruido de pelota.

Cuando se escuche la pitada inicial, revive el clima del tablón junto a los aromas futboleros de su lejana infancia en la República de Madero, el placer de pisar el césped con la camiseta del Cala, el cielo azul más azul que nunca en la cancha del Depo con todo el clan Arive, y el latir de ese corazón bostero con bullicio inimitable de bombonera. 

Nos vamos, fortalecidos espiritualmente. Choque de puños en la despedida y la retrógrada felicitación por un nuevo día del periodista.




MÁS AUDIOS DE DISTINTAS ÉPOCAS











-Agradecemos la colaboración de Roberto Quiroga, uno de los primeros operadores de LT22, para digitalizar varios de los audios publicados.


ACCEDA A LA PRIMERA PARTE DEL HOMENAJE:

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario