Emociones: un encuentro, muchos recuerdos, un agradecimiento...

Sucedió a principios del año pasado. El indescriptible placer de revivir etapas de trabajo y la importancia de volver a lugares donde floreció la vida.


Fue en tiempos de pandemia, enero de 2021, Don Antonio Mari, que fuera ferroviario en las épocas de esplendor de los servicios de trenes, tuvo el inmenso placer de revivir momentos muy especiales de su vida.

 

Hoy, Antonio padece severos achaques de salud. Su hijo Walter, al agradecer al convecino Gustavo Rovira, impulsor de aquel encuentro en la estación de Guanaco, rememora: pensaba que en el año 1965 llegamos por primera vez los tres ( mi madre, padre y yo) y después de 55 años nos despedimos de Guanaco los tres... Cosas de la vida no? ¡Gracias por este regalo caido del cielo!.

Reconfortados por el aporte concebido en el verano de 2021, es propicio el recuerdo para revivir aquella visita a la vieja estación de Guanaco:

INGRESE AQUÍ:

Emotiva visita a la Estación ferroviaria de Guanaco



UNAS FOTOS, UN PALO BORRACHO....


 
Rovira y Mari hijo se conocieron en Guanaco, año 2017, durante una presentación  musical a beneficio del jardín de infantes. Gustavo le envìo fotos de ese encuentro y como retribución le regaló un palo borracho, que lo trajo ese mismo dìa que visitó la estación ferroviaria.


Ese palo borracho, testimonio de amistad y agradecimiento, está plantado en la casa de Gustavo. Allí crece y se desarrolla con la fortaleza que lo caracteriza.


Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario