El pequeño Jesús

Adherimos a la tradicional celebración cristiana, recreando a modo de cuento navideño, una vivencia protagonizada por un niño, a partir del conocimiento especifico adquirido a través de un dibujo animado.


 

Se acerca la cena familiar de nochebuena. El único niño presente, de 5 años de edad, ansioso e impaciente, advierte la falta de ornamentos navideños. Mira a su alrededor y sobre una mesita encuentra viejos adornos y pequeñas artesanías.

Elige una pequeña cuna de plástico donde reposa un bebé. La coloca al centro de la mesa y dice que “es el niño Jesús”. A su lado ubica una imagen de la Virgen y una vela que descubrió en un mueble aledaño. Y agrega una imagen de San Cayetano, santo devoto de la familia.

El niño se sienta, afirma y cruza los brazos sobre la mesa. Feliz contempla la escena y exclama: ¡Ya está, esta es la Navidad!…

Sorprende a todos y se convierte en el conductor del encuentro familiar. El pequeño Jesús, la vela encendida y las imágenes de la Santísima Virgen y San Cayetano, presiden la cena.

El inquieto niño hizo realidad la Navidad que vio en un dibujo animado. Pero el asombro no termina, explica a sus familiares que el pequeño Jesús, la Virgen y la luz de la vela, significan Navidad, “la verdadera navidad”, al tiempo que acota que Papa Noel nada tiene que ver con Navidad, que es otra larga historia.

Y el asombro no concluye. Cuando en el diálogo familiar orilla una posible discusión, el niño interviene y la evita. “La navidad es encuentro y hay que hacer algo por los demás”, afirma.

Llega la medianoche y el tradicional brindis, no exento del asombro causado por el niño de 5 años. Levanta su pequeña copa y exclama: “Es la mejor navidad de mi vida”…

No hay palabras. Solo intercambio de miradas con los ojos brillosos. Se percibe ternura, simpleza, humildad, pureza, sana inocencia.

Cada uno, a su manera, sintió la presencia del pequeño Jesús en lo más profundo de su corazón. Fue una auténtica nochebuena, una verdadera navidad, plena de amor, sencillez y humildad…

A su manera, cada uno de los presentes, escuchó la voz del Dios y sintió al pequeño Jesús, con la ternura de un niño que por encima de regalos y abundancia de comidas, explicó y honró la verdadera navidad…


Autor: “Chico Feo” / Diciembre 2021 / (el relato como cuento, refleja un hecho real, ocurrido hace 10 años, en Pehuajó)

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario