La cultura está de duelo: falleció Viterbo Pedro Ferrer

Esta madrugada, en el Hospital de Mar del Plata, falleció el escritor, periodista e investigador histórico Viterbo Pedro Ferrer. Para estar cerca de sus seres queridos y preservar su salud, hace unos años se radicó en la ciudad balnearia, pero su corazón siguió latiendo siempre en su amado Pehuajó.

 


Como pocos vivió y amó el Pago Hernandiano. Su obra literaria, es el fruto de años de intenso y apasionado trabajo. Priorizó el sustento y la defensa de la identidad lugareña, que implicó años de estudio, indagación, esfuerzos e inversiones personales. Concibió un archivo cultural de imponderable valor, que no ha sido valorado en su real dimensión.

Oportunamente, se celebró un acuerdo con las autoridades de la Sociedad Española de Socorros Mutuos, con el propósito de conformar en dependencias del histórico Teatro Español, un sector identificado como “Biblioteca y Archivo Histórico Viterbo Pedro Ferrer", a fin de asegurar la conservación y eventual proyección a la comunidad pehuajense a través de distintas actividades culturales y educativas. Lamentablemente, el prolongando tiempo de pandemia imposibilitó su habilitación.

Ferrer durante toda su vida terrenal, entre otras tareas, investigó y exaltó la obra de Rafael Hernández en Pehuajó y Nueva Plata. Junto a otros vecinos reclamó el retorno a nomenclatura original de Pehuajó, aquella que a fines del siglo IXX, Hernández definió como “distintivo a nivel universal. No hay lugar en el mundo donde las calles y plazas tengan nombres de poetas”.

Viterbo, junto a notables pehuajenses como Aníbal Vicente Ortega, Arturo García Quirce, Osvaldo César Guglielmino, José María Amarillo y Tomás Aníbal Recarte, fue uno de los impulsores y fundadores del Museo Regional de Pehuajó “Rafael José Hernández”, cuya rehabilitación se aguarda hace varios años.

Por lo expuesto y mucho más, ante la partida física del notorio convecino, las letras, las tradiciones, la sencillez, la humildad, la identidad lugareña, la cultura, el Pago Hernandiano están de duelo. Queda un legado muy valioso, que quiera Dios sea valorado con las generaciones actuales y futuras.

Honrar su obra es, sin duda, una de las mejores inversiones para realimentar el espíritu de identidad lugareña.

Nos asociamos al dolor causado por su partida, junto a su querida familia. Al decir gracias por todo lo hecho, por su vocación de servicio, por todo lo que dio por su comunidad, imploramos la protección y amparo de Dios.

Descansa en paz, distinguido ciudadano pehuajense, Viterbo Pedro Ferrer.


 

 

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario