La tormenta de Santa Rosa, una cuestión climática

¿Qué hay de cierto sobre el aludido fenómeno climático?. Precisiones sobre la ermita y capilla que honra a la Patrona de América en el partido de Pehuajó.



La festividad de Santa Rosa de Lima, tradicionalmente se acocia a la denominada "Tormenta de Santa Rosa", que suele producirse en el hemisferio sur ante la aproximación del equinoccio de primavera a raìz del paulatino acercamiento de la tierra al sol causando cambios en la circulación atmosférica a fines agosto.

El mito meteorológico surge después de una historia que atribuye a Santa Rosa la salvación del pueblo peruano. En 1615, en el puerto de Lima, un barco pirata holandés estaba por desembarcar y saquear toda la ciudad. La mayoría de la población huyó hacia las afueras con ciertas pertenencias y sus familias para evitar que los asesinen. En ese momento, Rosa le pide a los vecinos que vayan a rezarle a la Virgen por la salvación del pueblo y evitar una catástrofe. 

En efecto, comenzó a diluviar en la ciudad y logró la retirada del barco pirata que les fue imposible desembarcar. En consecuencia de lo sucedido, el pueblo le atribuyó la victoria a Rosa denominando un milagro porque las condiciones meteorológicas del lugar hacían muy difícil que pudiera suceder algo similar.

A partir de ese episodio, se cree que cinco días antes o después del 30 de agosto, surge una lluvia torrencial apodada tormenta de Santa Rosa. Pese a la creencia popular, meteorólogos afirman que existieron pocas precipitaciones intensas desde aquel entonces. Señalan que esa  condición climática se debe al cambio entre el invierno y la primavera, que desde el norte llegan masas de aire más húmedas generando fuertes lluvias. Por esta razón los científicos creen que aquella tormenta de 1615 se debió al cambio de estación que se genera en toda la región.


ERMITA DE SANTA ROSA EN PEHUAJÓ



Los pehuajenses devotos de la Santa Patrona de América la honran en la ermita ubicada en nuestra ciudad y en la capilla de la localidad de Magdala. 

La ermita, ubicada en calle Leopoldo Altés entre Del Valle y Echeverría, fue construida  por iniciativa del matrimonio conformado por  los convecinos Marcelino Martínez y Virginia Rodríguez. Los hermanos Rubén, Elsa, Roberto, Susana y Raúl Martínez tienen a su cargo la custodia y mantenimiento con el apoyo de los hijos de Don Marcelino.


LA CAPILLA DE MAGDALA



La capilla de Magdala fue inaugurada el 30 de agosto de 1934, en un predio donado por la familia Poggio. Se habilitó bajo la advocación de Santa Rosa de Lima , patrona de América latina, merced al impulso conferido por el Padre Francisco Ulrich.

Responde a necesidades y requerimientos de los pobladores radicados en esa localidad y zonas rurales aledañas.

En esta conmemoración hacemos llegar un afectuoso saludo a la comunidad católica de Magdala y de la ermita pehuajense, implorando a Santa Rosa por su protección permanente.



ORACIÓN

"¡Oh flor la más hermosa y delicada que ha producido la tierra americana!, portento de la gracia y modelo de las almas que desean seguir de cerca las huellas del Divino Maestro, obtened para nosotros las bendiciones del Señor. Proteged a la Iglesia, sostened a las almas buenas y apartad del pueblo cristiano las tinieblas de los errores para que brille siempre majestuosa la luz de la Fe y para que Jesús, vida nuestra, reine en las inteligencias de todos los hombres y nos admita algún día en su eterna y dichosa mansión. Amén".




 

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario