La luz que viene del cielo alumbra y todos hacemos sombra en el suelo

Reabrimos una huella gaucha que estimula la reflexión a través de los refranes del Martín Fierro. Una manera de tirar un pial para comprender actitudes y procederes de la vida cotidiana.


Indagar el Martín Fierro es una buena inversión para el espíritu. En este tiempo de replanteos y reflexiones, rescatar los valores expuestos por José Hernández, en varias partes del Martìn Fierro, resultan oportunos para pensar y de pronto apuntalar o modificar rumbos y procederes de la vida cotidiana.

Es muy cierto que "todos hacemos sombra en el suelo". La luz que baja del cielo alumbra a todos por igual, desde el más poderoso y emcumbrao hasta el más sencillo y humildón. Dice Hernández: “Más quien manda los pesares / Manda también el consuelo; / La luz baja del cielo / Alumbra al mas encumbrao, / Y HASTA EL PELO MAS DELGAO / HACE SU SOMBRA EN EL SUELO”.

"Hasta el pelo mas delgao, hace su sombra en el suelo". El significativo refrán alerta que en este mundo no hay seres despreciables por insignificantes que ellos sean, ni acciones indiferentes. Algunos historiadores han señalado que el origen del refrán se remonta a la era precristiana. En el siglo XVII, Hernando Nuñez Princiano, escribió “Pero cada cabello hace su sombra en el suelo”.

La filosofía martinfierresca es elocuente.  "Si a la luz que viene del cielo, alumbra al más encumbrao”, también el menos inteligente y dotado “hace su sombra en el suelo”. No todos estamos llamados a las grandes cosas, si todos estamos capacitados para hacer aquellas cosas “pequeñas” que en el contexto de una vida pareja, pueden elevarnos muy alto.

Ahondando sobre el refrán se evidencia la importancia que encierra, aún en aquellas cosas, acciones y personas, que parecen carecer de ella. Nadie debe sentirse inútil, sin suerte. No hay que sucumbir en esta tentación. No hay que despreciar ni despreciarse a si mismo.

Es necesario estar atento y ser consciente de nuestras limitaciones, pero al mismo tiempo de nuestras posibilidades. Poner en práctica el sentido común, y darle importancia a cada una de nuestras acciones. Así comprobaremos, en cualquier tiempo que sea, que Martín Fierro tiene razón: todos hacemos sombra en en el suelo.

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario