Aquel enfermero servicial que los vecinos llamaban "Dr. Corcho"

Transitó las calles de Guanaco y caminos rurales aledaños. No importaba el horario ni el clima. Cultivó su vocación con responsabilidad. La enfermería la llevaba en el alma. En situaciones de emergencia no titubeaba, hasta llegó a asistir un parto en la calle. Consideraba primordial “cuidar la vida del prójimo”.



Un enfermero de pueblo como pocos. Complace destacar su labor comunitaria en estos tiempos de pandemia, cuando se ha valorizado como corresponde el rol de estos trabajadores de la salud. Durante 34 años prestó servicios en la sala de primeros auxilios de la localidad de Guanaco. Siempre estaba donde reclamaban su presencia, con lluvias, frío intenso o calor sofocante. No tenía horarios, su vocación de servicio era constante, prioritaria.

Juan Alberto Varela, acudía a las casas del pueblo y zonas rurales, caminando, en bicicleta o en moto. Siempre con una sonrisa, con una palabra de aliento. Quienes lo trataron da fe de esas virtudes. Lo apodaron cariñosamente "el Doctor Corcho", por la benemérita tarea que realizaba y quizás por su estatura física.

Aceptaba con afecto el seudónimo. Él mismo lo dice en entrevista televisiva que forma parte de esta nota. Juan Alberto Varela era oriundo de la ciudad de Nueve de Julio donde abrazó su profesión. Durante 5 años se desempeñó como enfermero en "el Nueve". En el año 1984, Pehuajó padecía secuelas de inundaciones y pidió un refuerzo de enfermería a Nueve de Julio. Varela es designado para hacer realidad ese refuerzo.



En Guanaco le ofrecen quedarse. Era imprescindible disponer de un enfermero permanente. Varela aceptó y permaneció 34 años al servicio de la comunidad de Guanaco. Un día decidió retornar al suelo nuevejuliense y se radicó en la localidad de Dudignac. Allí trabajó tres años en el hospital y se jubiló.

El pasado sábado 12, a raíz de una afección cardíaca, el recordado enfermero de Guanaco pasó a la eternidad. Generalizada consternación se produjo en la población. El homenaje a su obra de servicio y solidaridad se manifestó de manera espontánea y en las redes sociales donde trascendió.

Nos sumamos al reconocimiento. Juan Alberto Varela o “el doctor Corcho”, siempre estará presente en el espíritu de Guanaco, población que lo adoptó durante más de tres décadas. Elevamos una oración por su eterno descanso y damos ¡Gracias! por haber conjugado el verbo SERVIR, con desinterés y verdadero amor por sus semejantes.


ENTREVISTA REALIZADA POR EL PERIODISTA FÉLIX PEYRELONGUE, EN EL AÑO 2000, EMITIDA POR BETECO (Bellocq Televisión Color) COMO PARTE DEL CICLO "NUESTRA GENTE", QUE ACTUALMENTE SE REPRISA POR DICHO CANAL, LOS DÍAS LUNES, A LAS 21 HORAS, CON REITERACIÓN LOS DÍA MARTES, AL MEDIODÍA.

(Gentileza de BeTeCo)



Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario