La gloria de Dios en el niño de Belén

Jesucristo, Dios hecho hombre en la Navidad, es el modelo del Hombre Nuevo. El saludo navideño lleva implícito el deseo de alcanzar las exigencias del modelo. Reflexión del recordado presbítero Julio Emilio Vicario.



A modo de adhesión a la celebración cristiana que hoy moviliza el mundo, rescatamos de nuestro archivo una profunda reflexión de quien durante 4 décadas, desde Guanaco, predicó por la promoción humana.


Navidad y promoción humana




Las expresiones culturales religiosas en los últimos tiempos -fundadas casi exclusivamente en el sentimiento- han minimizado, quizá sin pretenderlo, el acontecimiento navideño.

La grandiosidad del hecho supera por si misma la capacidad imaginativa del hombre. La sensibilidad estética plasmó el universo de cánticos, pinturas, escenas plásticas de la natividad, villancicos pegadizos al oído, no exentos de sensiblería.

Se desdibujó así la intencionalidad promocional contenida en el gesto divino de hacer de la naturaleza humana vehículo de la presencia personal de Dios.

En el niño de Belén, Dios encontró la forma de ser hombre sin perder su propia esencia para mostrar al hombre la posibilidad de hacerse al estilo divino.

La Gloria de Dios -expresión de propia excelencia- se manifiesta confundida con la tierna debilidad.

Pro-mover es invitar al cambio en orden a la perfección. Por donde Promoción Humana se traduce en favorecimiento del crecimiento o desarrollo del hombre,

de todo el hombre y de todos los hombres.

El gesto promoción de Dios consistió en elevar la posibilidad de perfección humana al orden sobrenatural, es decir, al nivel divino.

Jesucristo -Dios hecho hombre en la Navidad- es el MODELO DEL HOMBRE NUEVO accesible a todos los hombres, más allá de género y sexo.

La costumbre laudable del saludo navideño lleva implícito el deseo de alcanzar las exigencias del MODELO.

En esta Navidad, todos los augurios de FELICIDAD concretada en la identificación personal y JESUCRISTO DIOS – HOMBRE".

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario