Elementos que abrazan la historia del Pago Hernandiano

El pasado 10 de octubre, al cumplirse 43 años de la constitución de la Comisión Pro Museo Regional de Pehuajó, Jorgelina Recarte, publicó en el portal periodístico "365 Pehuajó", interesantes detalles relativos al patrimonio del Museo "Rafael Hernández".

 


Dice la mencionada nota:

"-Una volanta y un charret.

-68 ejemplares de la publicación “Vida Pehuajense”, que fundara y dirigiera don Francisco Piotti en septiembre de 1927.

-Varios bisemanarios “La Unión” donados por el vecino Ricardo Rajnoch.

-El armonio a fuelle de Osmar Maderna. (Foto que ilustra esta nota)

-La lámpara de los Hernández y el brocal de su aljibe.

-Un retrato del primer intendente municipal, Don Manuel Trejo, realizado por el artista plástico pehuajense Aníbal Vicente Ortega.

-60 fotografías tomadas entre 1910 y 1950, donadas por la Biblioteca Bernardino Rivadavia.

--Una placa marmolada con la síntesis histórica de Pehuajó, donada por el Complejo Museografico Udaondo de Lujan.

--Boleadoras, faroles, objetos pertenecientes a las familias Hernández, Rocha y a los 26 primeros pobladores.

-Escritorio y sillón de Don Manuel Trejo, nuestro primer intendente.

-La primera campana de bronce y el primer escudo enlozado de la Escuela N°5, Martín Fierro, de Nueva Plata donados por quien fuera maestro director de dicho establecimiento, el señor Jorge Atilio Lameiro.

-La campana, el escudo y el reloj de pared de una de las primeras escuelas de la época de la “Colonia las Mellizas”, la escuela Rural N°6, ex chacra Fuentes.

-Una edición en dos tomos del Martín Fierro escrito en sistema braile, ilustrado en relieve, donado por la Unión Pehuajense de Ciegos y Ambliopes.

-Una serie de medallas conmemorativas de Pehuajó, donadas por mi abuelo Tomas Recarte.

-Dos trofeos y una serie de fotografías que pertenecieran al piloto pehuajense Jorge Eduardo Farabollini.

-Pehuajó, Nomenclatura de las Calles, de la primera edición de 1897.

-La colección completa del semanario parroquial “San Anselmo” y el Anuario pehuajense de 1929, donados por Valerio Lujan, trabajador durante años en la imprenta del periódico “El Pueblo”.

Si siguiera escribiendo, esta sería una cuantiosa enumeración de elementos que pertenecen al Museo Rafael Hernández, apoyando sus historias en las vidas de tantos pehuajenses; emoción de saber que contamos con tan valioso patrimonio atesorado.

La idea de tener un museo regional quizá haya aparecido por primera vez por el año 1913 al ser creada la biblioteca de la escuela Normal, según lo escribiera Viterbo Ferrer.

https://normas.gba.gob.ar/documentos/yBey1t7B.html Este es el texto de la ley provincial N° 8744, del 15 de marzo de 1977, mediante el cual es cedido el casco de la ex estancia La Pastora a la Municipalidad de Pehuajó para la instalación allí del Museo Regional para Pehuajó.

Ya en marcha un grupo de vecinos en la creación del Museo, el Centro de la Tradición Pehuajó, representado por su presidente Juan Morini, suscriben un convenio para crear un Parque Recreativo Tradicionalista en el lugar.

La Municipalidad de Pehuajó fue la encargada de reacondicionar las instalaciones como asi el predio para la creación del futuro vivero".

Luego, Recarte hace mención a la formación de la Comisión Pro Museo, señala la creación del mismo mediante decreto municipal n° 381/77 y expresa: "Muchísimos vecinos hicieron entrega de objetos en donación, con la garantía de saber que este Museo atesoraría su recuerdo familiar" y refiere la inauguración del centro cultural el 8 de noviembre de 1980, "Con mucha emoción y latiéndose esos tesoros históricos, donados por pobladores del Partido de Pehuajó, siendo tan valiosos en cuanto al cariño que hubo en cada entrega".

Finalmente, sostiene: "Las inundaciones de 1986 obligaron a la Comisión Amigos del Museo a solicitarle al Intendente Municipal el inminente traslado del Museo a la planta urbana de la ciudad por el anegamiento que el agua había ocasionado. De ese momento en adelante funciono en varios sitios de la ciudad hasta ser hoy un proyecto a largo plazo de reapertura.

Un Museo quizá para algunos no sea valioso, pero estoy convencida de que para muchos más, es un testimonio invaluable que abraza la Historia de un lugar y la recuerda cada día, a través de cada uno de los objetos que son parte inmanente de una ciudad, de un Partido, con tanta riqueza histórico-cultural, como es Pehuajó, Pago Hernandiano".

Jorgelina Recarte

 

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario