Desde la tiza al cemento y el desafío de hacer "Manuelita" en pocos días

Joaquín Llanos, autor del monumento que honra al popular personaje y relaciona a Pehuajó en todo el mundo. Las creaciones del artesano pehuajense y el sentimiento que lo embarga treinta años después. Una adhesión de Jairo cuando en París "se cruzó con Manuelita".


A horas de cumplirse tres décadas de la instalación del monumento a "Manuelita" en nuestra ciudad, ha sido oportuno rememorar detalles sobre el origen del símbolo que nos identifica en todo el mundo y conocer un poco más al autor, Joaquín Llanos, ahora residente en Carlos Casares, pero contactado con su Pehuajó natal en forma permanente.

Joaquín realizó los primeros trabajos de dibujo y esculturas cuando tenía 7 años de edad y concurría al Colegio San José de nuestra ciudad. Al finalizar los estudios secundarios se dedicó a las esculturas y de manera muy especial a las miniaturas en grafito, tiza y madera.

"El tema de las miniaturas me motivó a hacer exposiciones. Exhibía trabajos de 1 milímetro de espesor por 2 o 3 milímetros de altura hechos en grafito. Recuerdo que el logro máximo en materia de exposiciones, fue la muestra realizada en el Teatro Auditórium de Mar del Plata".

Aquel minucioso trabajo además de tener características muy especiales, implicaba esfuerzos. "Usaba lentes, pero me los sacaba para poder trabajar. No utilizaba lupas ni nada. Trabajaba con bisturí, agujas y distintos elementos que fabricaba para poder hacer esas esculturas en miniatura", acotó.

Más tarde vendría la etapa de creaciones en cemento, cuando surgió la posibilidad de hacer el monumento a la tortuga "Manuelita" por iniciativa del entonces Intendente Julio Rodríguez, que determinó además realizar la denominada "Semana de Manuelita", sobre la cual revelaremos más detalles en las próximas horas.

El artista pehuajense, hizo el Monumento a Roberto Mouras, en uno de los accesos a la vecina ciudad de Carlos Casares y construyó además una imagen de la Virgen de Luján, utilizando algarrobo puro traído de Misiones, llevada a la Basílica de Luján.

La biblia gigante en Las Flores y una fuente de aguas surgentes en Termas de Río Hondo.

Entre otras obras, es autor de un monumento a San Cayetano en Carlos Casares; junto a su pareja, llevó a cabo una biblia gigante en la entrada al templo del Movimiento Cristiano y Mensajeros en la ciudad de Las Flores y una fuente de agua surgente en Termas de Rio Hondo (Santiago del Estero). Fue coparticipe junto a José Noguera Cantó del Monumento a las Artes, en plaza España de nuestra ciudad.

En vísperas del 30° aniversario del monumento a "Manuelita", Joaquín expresó su orgullo por "sentir ser el padre de esa criatura y el causante de semejante movimiento de algo que ha recorrido el mundo. Desde el primer día de construcción recibir y percibir el elogio de la gente que pasaba por la ruta 5 hacia y desde Bariloche".

Con inocultable satisfacción, afirmó además: "Como no estar orgulloso cuando alguien como Jairo te envía una nota diciendo que se encontró en París con Manuelita. Como no estar orgulloso cuando ves un niño o un mayor sacándose una foto junto a ella. Como no estar orgulloso de mi Pehuajó".

"Un día la vi a Manuelita, por la calle Rivoli haciendo cola en el Louvre (parece que le fascina el original de la Gioconda). Estaba planchadita, linda, recién pintada... Para Joaquín de su amigo de París, donde suele venir un poquito caminando y otro poquito a pie.
Un abrazo: JAIRO"


 

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario