El monumento a "Manuelita" cumple treinta años

Han pasado tres décadas. Aquel día se hizo realidad el sueño de un Intendente compartido por muchos conciudadanos. Detalles de una rápida decisión y la opinión de María Elena Walsh.


"Existía una especie de deuda o asignatura pendiente con respecto a "Manuelita", el popular personaje creado por María Elena Walsh, que guste ó no, ha hecho conocer el nombre de Pehuajó en todo el mundo", afirmaba el entonces Intendente Julio Rodríguez, quien decidió saldar esa deuda y adoptó las medidas conducentes a honrar y perpetuar a "Manuelita" en su amado Pehuajó.

La Fundación del Banco de la Provincia de Buenos Aires lanzó a nivel nacional, "un concurso de anteproyectos para la creación de un monumento escultórico a  Manuelita, el hermoso y famoso personaje de la canción de María Elena Walsh -decía la convocatoria abierta a artistas argentinos y/o extranjeros con màs de 5 años de residencia en el país". Lamentablemente la convocatoria lanzada por esa Fundación no prosperó.

En el año 1980, mediante decreto n° 688, el Intendente Municipal de Pehuajó, profesor Julio Rodríguez, instituyó la "Semana de Manuelita", con el propósito de "contribuir a la reivindicación y afianzamiento de la figura y proyección de "Manuelita" como uno de los símbolos distintivos e idenficatorios de Pehuajó".

La iniciativa tuvo favorable repercusión en todos los ámbitos y especialmente en los establecimientos educativos. Pehuajó esta vez se inundó de "Manuelitas". Se generaron encuentros, concursos, espectáculos, entretenimientos, exposiciones. La plazoleta que lleva el nombre de la popular tortuga, sobre la avenida Juan Lavardén, se enalteció y los vecinos que se ocupaban del mantenimiento redoblaron esfuerzos y recibieron con beneplácito la primera escultura de "Manuelita", realizada por Joaquín LLanos.

Como el popular personaje era símbolo identificatorio de la ciudad, el gestor de la Semana de Manuelita, Julio Rodríguez, estimó oportuno que Manuelita sea vista desde la ruta por todos los que llegaran o pasaran por Pehuajó. Por ello, convocó a Joaquín Llanos y se definió la construcción del monumento, para incluir su habilitación dentro de la Semana de festejos.

Llanos definió planos preliminares, fueron avalados y con la premura del caso, porque el tiempo disponible era muy poco, puso manos a la obra con el apoyo de personal municipal. Y el monumento a Manuelita se hizo realidad. Se habilitó en sencillo acto. El intendente no creyó oportuno movilizar delegaciones escolares y priorizó el deseo de motivar la observación desde el tránsito por ruta 5 o el arribo a la ciudad.

 
Uno de los esbozos originales del monumento

 La atracción por Manuelita quedó evidenciada en la constante presencia de quienes transitan por la ruta 5. No solo observan, sino que se detienen y sacan fotos con el popular personaje, reconocido a nivel mundial.

Por inconvenientes suscitados con el tránsito en el ingreso a la ciudad por el entonces acceso Avellaneda, se hizo necesario sacar el monumento de esa arteria de ingreso y se acordó con las autoridades viales trasladarlo al lugar que actualmente ocupa, sobre ruta 5 y muy cercano al acceso del Aeródromo Pedro Zanni. 

Secuencias del traslado publicadas por el diario Noticias

 El mencionado traslado se concretó el 8 de septiembre de 2001. Implicó un movimiento muy particular con maquinarias adecuadas y el desplazamiento de "Manuelita" fue acompañado por un notorio grupo de vecinos. Hubo clima de fiesta y la Banda Municipal Infanto Juvenil se asoció al feliz acontecimiento. 

Se realizó una ornamentación adecuada al lugar y ese ámbito sigue siendo motivo de atracción constante. A toda hora del día, "Manuelita" recibe visitas y a través de fotos o videos se testimonia el cariño que le dispensan grandes y chicos. 


LA GRATITUD DE MARÍA ELENA WALSH

La autora de la popular canción, lamentablemente, no pudo estar presente en el acto inaugural, por estar fuera del país en ese momento. Tampoco pudo concurrir a celebraciones similares realizadas años posteriores, por problemas de salud, pero siempre estuvo contactada e informada de la Semana de Manuelita, y en reiteradas ocasiones manifestó su beneplácito por la concreción de monumento.

Cuando se concretó la primera Semana de Manuelita, la talentosa escritora fue invitada especialmente. Al no poder estar presente, hizo llegar una conceptuosa carta al Intendente Municipal Julio Rodríguez. Textualmente, expresó:

"Estimado Sr. Intendente:

Le agradezco, aunque tardíamente, su amistosa carta y la invitación a presenciar la "Semana de Manuelita". He estado de viaje y una vez más me fue imposible viajar a Pehuajó y compartir con chicos y mayores una fiesta tan original y creativa. Créame que lo siento mucho y espero hayan disfrutado de la celebración. Toda muestra de gratitud queda corta para responder a la iniciativa de esa Intendencia y a la colaboración de organismos oficiales de la Provincia.

Quiero mucho a Pehuajó aunque hace tanto que no la visito, y comunico que prohíbo especialmente que en algunas versiones de "Manuelita" en español se sustituya el nombre de la ciudad por otro parecido, sea mexicano o colombiano. Ya ve que los autores siempre podemos ser víctimas de censuras varias, como ésta, que pretende que "los niños no saben donde queda, o qué quiere decir, etc". Cosa tan grave como pretender traducir Granada o Acapulco a otras canciones.

Le ruego acepte Ud., y transmita a los otros organizadores de la fiesta, mi gratitud, mi profundo cariño y mi esperanza de que la próxima vez podamos festejarla juntos". 



Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario