“Un niño nos sigue con su mirada"

En este año tan especial, nuestro homenaje a las maestras jardineras en su día. Recuerdos y reflexiones de Graciela Rodríguez que sintetizan el sentimiento de muchas convecinas que abrazaron la docencia a nivel inicial.


"Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo. Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño. Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida. Sin embargo… en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño, perdurará siempre la huella del camino enseñado". Las hermosas palabras de la Madre Teresa de Calcuta, resultan apropiadas como introducción al encuentro virtual con María Graciela Rodríguez, para rendir tributo a las maestras jardineras en su día.

"Siempre me gustaron los niños y abracé esa carrera con una fuerte vocación y responsabilidad teniendo en cuenta que los niños nos siguen con su mirada", sostiene Graciela al afirmar por qué eligió esta hermosa profesión.

"Ejercí como docente en el Jardín 901 de Pehuajó, en el 901 de Pellegrini y en el 908 de Munro como directora. Y en el 918 de la Escuela Normal como Vicedirectora hasta que me jubilé hacen ya 17 años", señala y brotan a flor de labios los recuerdos y anécdotas de tantos años de siembra fecunda en favor de los niños.


A propósito, acota: "Seria imposible mencionar recuerdos a lo largo de 45 años de carrera, pero sin embargo hay uno que no dejo de recordar y es el festejo gigante que hacíamos para esta fecha del 28 de Mayo y que invitábamos a las terceras secciones de todos los jardines locales a festejar en la Escuela Normal junto a mi compañera Rita Farias y personal docente del 918. ¡500 nenes recibíamos en nuestro jardín!”

¡Que hermoso recuerdo!, exclama con natural emoción y añade: "Mantenemos un grupo maravilloso todas las docentes jubiladas del 901, y se han unido al grupo algunas otras más. Festejamos cumpleaños, día del amigo o simplemente nos reunimos para comentar momentos vividos juntas en nuestro querido jardín de Infantes".

Sobre el final del diálogo online con Graciela, le pedimos un mensaje, sugerencia o consejo para quienes piensen o deseen ser maestra jardinera o maestra de educación inicial. Y la respuesta es clara, contundente y sincera:

"Mi mensaje para las personas que quieran seguir la carrera seria que al momento de abrazar esta vocación sean auténticas y estén seguras en su responsabilidad de ejercerla porque como dije anteriormente un niño nos sigue con su mirada".


Se agota la comunicación en este 28 de mayo, tiempo de aislamiento y cuarentena como consecuencia de la pandemia ocasionada por el coronavirus, último timbre y Graciela que agradece nuestra inquietud y la posibilidad de poder mandarles un saludo cariñoso a todas las maestras jardineras en su día, concluyendo el corto pero placentero diálogo con un sentido mensaje de Monseñor Luis Diehl:

"Maestra jardinera. Apostada en el comienzo del río de la vida, vas recolectando pepitas de oro, todavía impuro, para hacerlo precioso. Tus instrumentos son los gestos, la alegría, los cantos y la ternura. Despiertas al asombro e inicias a los niños en el camino de la participación. Tus gestos se harán palabras nobles, tu alegría, esperanzas, tus cantos dulces, melodías de libertad responsable, tu ternura será el aire puro que los llenará de amor. Maestra jardinera, eres la forjadora de un futuro promisorio".

Adherimos al mensaje y en nombre de quienes hacemos “mirá”, un afectuoso saludo a todas las maestras jardineras. Las “seño” que tienen las manos hechas de amor y papel, de temperas de colores y masitas de miel. Que tienen el don de crear mundos maravillosos, de títeres, de princesas y príncipes amorosos. A las “seño” que con caricias curan de golpes y chichones. Feliz día!!


PING PONG


-¿Un deseo?: "Buena salud".
-¿Una ingratitud?: "Ninguna".
-¿Una gratitud?: "No olvidarse de los seres queridos".
-¿Un recuerdo?: "El nacimiento de mis cuatro hijos".
-¿Un amigo?: "Muchos. No podría nombrar a uno en especial".
-¿Un rencor?: "No tengo rencores ni caprichos a esta altura de mi vida 
solo templanza y sabiduría".
-¿Un amor?: "El amor de mi vida: mis cuatro nietos".
-¿Una esperanza?: "Me gustaría vivir en un mundo sin desigualdades 
y sin egoísmos propios".
-¿Un ídolo?: "Mi papá".
-¿Una maestra/o?: "Una Maestra con mayúscula MI Mamá".
-¿Un libro?: "Me apasiona leer pero mi favorito es Rayuela de Cortazar".
-¿Dios?: "Dios mi fuerza mi fortaleza, mi esperanza y mi luz".
-¿Pehuajó?: "El lugar que me vio nacer, crecer y ser, donde posiblemente descansaré. 
Es una gran ciudad para mi".
-¿Graciela Rodríguez?: "Una persona que vive feliz rodeada del cariño de sus hijos y sus nietos, agradeciéndole a Dios todo lo que ha cosechado en su vida, con sus errores y sus aciertos, pero siempre pensando en hacer el bien tomando como ejemplo a sus padres que le inculcaron los valores esenciales para luchar 
en la vida con honradez y felicidad".


HOMENAJE DE SUS HIJOS

-"Mamá amorosa, siempre recuerdo tus palabras: un niño es todo...la simpleza, la inocencia, el candor....Por eso, se dice que cuando nace una flor, nace un Niño...y yo, como tu hija, me siento orgullosa de tener una Madre que siempre fue, es y será docente de Alma...de aquellas con delantal almidonado con aroma a perfume, de aquellas apasionadas, creativas, comprometidas en el accionar cotidiano, cuidadosa en los hábitos y valores.
Siento gran admiración hacía vos mami. Le doy gracias a Dios de tenerte y seguir tus pasos, cuidando, creciendo y aprendiendo de la manos de mis alumnos".
Julieta Díaz (también maestra jardinera)

-"Mi mamá un gran ejemplo para nosotros. Una vida dedicada a la docencia, cómo nuestra abuela Yolanda. Orgullo mamá en tu día, toda la felicidad que bien merecida tenés. Te quiero mucho".
Germán Díaz

-”Un saludo muy grande a mi mamá en el día de la maestra jardinera. Una vida entera dedicada a formar niños y niñas, poniendo el corazón arriba de la mesa en cada jornada de trabajo. Cuando se educa involucrando todo el ser, ahí radica la diferencia. Un beso mami”.
-Gabriel Díaz

-”Un beso grande mami!! Siempre fuiste una luchadora y hasta alguna vez te llamaron "una topadora"....Nunca dejes de serlo...Un beso enorme y a seguir dando ejemplo, profesional y personal!”
Martín Díaz
Compartir en Google Plus

1 comentarios:

  1. Muy feliz día Graciela!! Siempre te recuerdo con mucho cariño!! Besos enormes para vos y tu hermosa familia, quienes fueron parte de mi infacia.

    ResponderEliminar