¡Tito, Estudiantes cumplió 100 años!

El recuerdo de un querido amigo, “fana” de Estudiantes y a través de él nuestro homenaje a todos los hinchas y simpatizantes del centenario club pehuajense.



Hola Tito!

Quería contarte que tu amado Estudiantes Unidos cumplió cien años.

No hubo fiesta porque acá todo el mundo está aislado y en silencio por culpa de una peste que afecta en todo el mundo.

No hubo festejos pero los recuerdos tallaron por todos lados.

Y entre tantos, no podía estar ausente ¡Tito! El hincha fiel de la casaca albinegra.

Una pasión que jamás olvidaré. Me la contagiaste Tito, aquellos años que compartimos la casa de pensión.

Cómo olvidar los atardeceres domingueros cuando volvías de ver al “Estu” a veces refeliz, eufórico, y otras con la cara larga.

Pero más allá del resultado, mateada por medio, hacías las críticas del partido. ¡Y eras objetivo, hermano!

Imposible olvidar tu presencia en la cancha, pegadito al alambrado para ver más de cerca y muchas veces con la portátil de radio sobre el oído.

Cómo te embroncabas cuando te decía que uno de tus ídolos, Luis Ángel “Chivo” Civelli, la embocaba siempre en el arco porque era un tipo de suerte y no un gran jugador. Ahh, y en la época de la gloriosa selección pehuajense, la bronca te invadía al decirte que otro de tus ídolos, el flaco Erramouspe, era un apenas un “arquerito” y no el gran “arquerazo”.

Inolvidable tus alegrías cuando volvías de la cancha festejando un triunfo de Estudiantes y ni hablar si había doblete porque ese domingo también habían ganado los “Rojos de Avellaneda”, tu querido “Rey de Copas”.

Cómo olvidar aquellos festejos futboleros, a puro mate amargo. Si hasta hacías vibrar la bombilla de alegría.

El fútbol, llámese Estudiantes e Independiente, fue tu pasión junto con el folklore tradicional. Algunas madrugadas de fin de semana, me acuerdo que yo llegaba de trasnoche y vos te preparabas para salir a trabajar. “Hay que laburar pibe - me decías hay que ganarse el puchero todos los días”, mientras sonaba en la radio alguna chacarera.

El folklore te apasionaba. Lo sentías, lo vivías. Cuántas veces solíamos compartir una zambita o una chacarera, entre mate y mate. Si hasta teníamos ganas de pedirle al maestro José Boses, que daba clases de guitarra en el barrio, que nos acompañe con la viola, como vos decías.

Cómo olvidar verte cruzar la plaza Rocha, cabeza gacha y caminando ligero, rumbo a la Terminal de Ómnibus donde le dabas brillo a zapatos, botas y botines, muchas a veces hablando de fútbol o tarareando una canción.

Cómo olvidar aquellas charlas sobre un amor platónico o imposible, que te llenaba el corazón de ternura y esperanza. “En cualquier momento, arregló el “fato” y asunto terminado”, repetías cuando hablábamos de ella, frotando las manos.

Tito, por todo eso y mucho más, el grato recuerdo y el homenaje. Fuiste uno de los personajes del pueblo que van desapareciendo. Tu humildad y buenos sentimientos, me enseñaron que no existen limitaciones ni diferencias, porque la verdad está en las cosas simples de la vida.

Para terminar, como de locos y de poetas todos tenemos un poco, unimos los campos celestiales con el suelo hernandiano, y de decimos juntos:

¡Feliz centenario Estudiantes Unidos! Y gracias, muchas gracias por todos los momentos felices que compartimos!



Chico Feo
chicofeo52@hotmail.com



- Se llamaba Fortunato Velasco. Falleció en 1993. Su féretro fue cubierto con la bandera de Estudiantes.

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario