Cien años de vida, en aislamiento, con festejos limitados colmados de cariño

Clelia y Elvira, convecinas que cumplieron un siglo de vida en tiempo de aislamiento social. Por encima de los festejos limitados prevaleció el cariño y el afecto de familiares, amigos y conocidos.


Dos abuelas pehuajenses cumplieron cien años de vida en pleno aislamiento social. El trascendente aniversario tuvo matices muy particulares en cuanto a la celebración, limitada en un caso a los familiares con los que comparte vivienda y el otro a algunos familiares y compañeros en el hogar de ancianos donde se aloja.

“SE ME PASARON RÁPIDO LOS 100”
Los aludidos cumples tomaron estado público a través del diario Noticias y de la radio FM Mágica. Esta emisora hoy, 5 de mayo, se hizo eco del centenario de vida cumplido por Clelia “Quela” Romero de Cosentino.


Desde su lugar de alojamiento, rodeada de sus afectos, dialogó con Andrea Pérez, en su programa “Las cosas como son”, motivando la adhesión y el saludo de numerosos oyentes.

La abuela Quela sumamente emocionada, entre otros conceptos, manifestó: “Muchas gracias a todos. Nací en 1920 y el día lo paso muy bien”.

No pensó llegar al centenario de vida. Precisamente al preguntarle afirmó con inocultable felicidad: “Y no sé... Se me pasaron rápido los 100. Estoy rodeada de cariño”.

Al requerirle recuerdos de su vida, no titubeo en señalar su actuación como profesora de piano durante tres décadas. “Tantas cosas recuerdo. No puedo olvidar cuando tenía mis alumnas de piano. Me gustaba enseñar. Tengo lindos recuerdos de todos”.

Al final de la nota hubo saludos y emotivas salutaciones de quienes fueron alumnos de la centenaria profe de música, que desarrolló gran parte de su actividad en La Pampa para luego radicarse en Pehuajó.

Al agradecer la entrevista, los saludos y regalos recibidos, satisfecha y feliz expresó: “No creía llegar a tantos. Pero estoy muy bien, agradecida a todos. Estoy cuidada y los quiero mucho a todos”.


LOS CIEN DE ELVIRA
Elvira Cabrera de Barrios celebró su centenario el pasado 20 de abril, siendo destacado el acontecimiento en las páginas del diario “Noticias”.


La celebración de siglo de vida, fue sencilla y en familia, limitándose al aplauso en virtud del período de cuarentena obligatoria, con buena salud y rodeada de cariño y afecto.

Maxi, uno de los bisnietos de Elvira, indicó al matutino pehuajense: “Ella nació en Francisco Madero, vivió un tiempo también en Salazar y luego se instaló en Pehuajó donde está hasta el día de hoy. Fue ama de casa toda la vida. Actualmente disfruta mucho de mirar televisión”.

La centenaria abuela Elvira tuvo 13 hijos, 35 nietos y 23 nietos. Inmensamente feliz disfrutó el particular e inolvidable festejo.

Nuestra adhesión y el sincero homenaje a Quela y Elvira, las dos convecinas que llegaron al centenario de vida en un histórico momento como que afronta todo el mundo.

Dios les bendiga.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario