Ella y Él

Hace 9 años compartimos un encuentro inolvidable. Su particular historia de amor amerita revivirla y exaltarla. Ella fue artista. Él, peón de campo. Unidos hasta el final. Enamorados en la tierra y en el cielo.



Ella tenía 94. Él, 82.
Ella era nativa de Mones Cazón. Él, oriundo de Guanaco.
Ella fue bailarina y pianista. Él, peón de campo.
Ella brilló en Buenos Aires. Él, en campos y estancias.
Ella tuvo bienestar económico. Él, lo necesario para vivir.
Ella se llamaba Nélida. Él se llamaba Andrés.
Vivieron los últimos años en pensiones de Pehuajó.
Un día se conocieron, se enamoraron a primera vista
y floreció el romance del peón y la artista.

Ella era coqueta, elegante y femenina.
Él, simple, campechano, humilde y
de pocas palabras aunque "picarón",
le gustaba piropear respetuosamente
pero siempre la elegida era Nélida.

Ella pasaba los días dichosa y feliz.
Recordaba los años juveniles como bailarina y pianista.
Él, limpiaba veredas con un sólo objetivo,
llevarla los fines de semana a "Torra" o a "La Bruja"
y si el bolsillo respondía cenar en un restaurant.

Ella cuidaba su rostro, maquillaje, labios rojos
y una flor en la prolija cabellera.
Él, al final de cada día, lucía impecables las pilchas de salir.

Todos los atardeceres cita obligada en plaza Rocha o Italia.
Nunca formaron pareja. Novios o amigovios hasta el final.

Él partió en octubre de 2012. Ella, 10 meses después.
En algún lugar del cielo, San Valentin los mantiene juntos.
Ella está en él y él está en ella.

Este 14 de febrero, día de tributo al amor,
complace honrar su historia y recoger sus mensajes.
Es posible que convivan dos mundos diferentes.
El amor todo lo puede y no admite diferencias sociales.
La vida es más llevadera cuando se comparte.
La edad es un número o un estado de ánimo.
El amor no muere jamás, si es puro y sincero.
Se vive y se siente. Los sentimientos no tienen edad.
Las verdaderas historias de amor nunca terminan,
permanecen en el más allá y en los recuerdos.
Poderoso no es quien ostenta poderes y riquezas,
poderoso es quien sabe amar, comprender y entender.
Cuando se quiere, el amor todo lo conquista.

Ver nota realizada en vísperas de Navidad 2011:
 http://www.mirapehuajo.com.ar/2011/12/dos-mundos-diferentes-y-sentimientos.html

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario