A pura armónica y guitarra

Al cumplirse un nuevo aniversario de la fundación de Nueva Plata, recordamos y rendimos tributo a uno de sus pobladores, ya fallecido, que predicó junto a su guitarra y armónica, en forma constante el nombre de su querido pueblo.


Carlos Wilches, caminó toda la zona y también ámbitos alejados del noroeste bonaerense. En diversos escenarios exhibió sus habilidades. Un festival al aire libre, un recital de salón, una jineteada, un baile popular. En todos siempre destacó con orgullo su lugar de residencia, la tierra de Nueva Plata.

La original villa Nueva Plata, fundada por Rafael Hernández, estaba presente en cada actuación. Su amado pueblo donde formó su familia, fue empleado municipal y cultivó su pasión por la armónica y la guitarra.

El dominio simultáneo de la guitarra y la armónica despertaba admiración y elogiosos comentarios. Por encima de técnicas musicales, transmitía sus innatas condiciones en cualquier ambiente.

Donde lo llamaban estaba. No interesaba si había contrato por medio. Era común verlo en el colectivo “La Flecha” con su guitarra y más de una vez “haciendo dedo” en la ruta 86 para no fallar a algún compromiso.

Fue activo protagonista, desde los inicios, en los festivales del parque San Martín. Asiduo concurrente a programas de LT22 Radio Nueva Era, donde tuvo su espacio propio como así también en FM Proyección.

Cuando su pueblo cumple 131 años de vida, su guitarra, su armónica, su simpleza y humildad están presentes. Los acordes de la Marcha de San Lorenzo resuenan en el cielo nuevaplatense y el inconfundible “Pájaro campana” recoge aplausos en el suelo hernandiano.

Allí está el músico del pueblo, su guitarra y su armónica. Allí está su espíritu humilde y solidario. Allí está junto a su gente, como cerrando serenata, con un afectuoso ¡Feliz cumpleaños Nueva Plata!
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario