La música es vida y la vida es música

Nuestra adhesión y homenaje al día de la música, junto al recuerdo de "Bochy Lo" que documentó la belleza arquitectónica del Conservatorio Provincial de Música Osmar Maderna, monumento histórico de la ciudad. 



Las imágenes logradas ponen en evidencia las características edilicias del ex Banco Hipotecario, hoy sede del Conservatorio Provincial de Música "Osmar Maderna", otro de los notorios servicios educativos de Pehuajó que recibe alumnos de toda la región.

El sincero reconocimiento y valoración a toda la comunidad del citado Conservatorio, formador de talentosos docentes y cultores de la música en sus diversas expresiones.

Un afectuoso saludo a todos los músicos pehuajenses, que con verdadera vocación y pasión, cultivan distintas expresiones musicales.



"El ritmo y la armonía encuentran su camino hacia el interior del alma", afirmó Platón. “La música es mi vida y mi vida es la música. Quien no entienda esto, no es digno de Dios”, sostuvo Wolfgang Amadeus Mozart.


“Sin música la vida sería un error”, remarcó el filósofo Friedrich Nietzsche. “Si no fuera físico, probablemente sería músico. A menudo pienso en música. Vivo mis sueños en música. Veo mi vida en términos musicales", dijo Albert Einstein.

Y Ludwig van Beethoven, afirmó: "La música es uno de los factores más importantes de la vida del ser humano; no en vano apareció hace miles de años, en los inicios de nuestra especie, y ha ido ocupando todos los espacios de nuestro día a día. La música es la mediadora entre el mundo espiritual y el de los sentidos".

POR QUÉ "SANTA CECILIA"
Cada 22 de noviembre se celebra a nivel mundial el Día de la Música, en honor a Santa Cecilia, su patrona quien nació en esta fecha.


Fue perseguida por las autoridades del Imperio Romano debido a sus creencias cristianas. Durante años la santa entregó su vida a los más pobres, catequizando a muchos ciudadanos de Roma, y entregando sus bienes a los más necesitados.
Vivió en el Siglo III, pero sus datos se conocen a través de las actas del martirio divulgadas siglos más tarde, que cuentan que esta doncella romana fue prometida por sus padres a un joven caballero de nombre Valeriano.

La felicidad de la joven ante esta boda no era tanta, ya que había consagrado su virginidad a Jesucristo. El día de la celebración del matrimonio, en tanto que los músicos tocaban y los invitados se divertían, Cecilia se sentó en un rincón a cantar a Dios en su corazón y a pedirle que la ayudase. Finalmente y según las actas, el hombre accedió al bautismo.
En el año 1594 Santa Cecilia fue nombrada Patrona de la Música por el Papa Gregorio XIII y, a través de los siglos, su figura ha permanecido venerada por la humanidad.

Su espíritu sensible por los acordes de los instrumento llevó a que su nombre fuera el símbolo de la música.
Los festivales musicales para conmemorar a Cecilia comenzaron a realizarse en Europa en el siglo XV, y en el siglo siguiente ya se habían extendido por todo el continente.

Esta tradición continuó a través de los siglos.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario