“Tratar siempre de ser buena persona”

El Obispo de la Diócesis de Nueve de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi, presidió la ceremonia de ordenación sacerdotal del presbítero José Alberto Pedraza, realizada frente a la parroquia Santa Teresita del Niño Jesús de la vecina ciudad de Henderson.


El trascendente acto religioso alcanzó significativos matices y contó con la presencia de sus familiares y amigos, en un marco de profundo recogimiento y emotividad.

El padre José inició de inmediato sus actividades, ofició la primera misa en el bello templo de su Henderson natal y también impartió el primer sacramento bautismal a un niño de la ciudad.

Cabe recordar que “mirá” compartió el miércoles pasado una entrevista realizada el joven sacerdote que oportunamente, antes de descubrir su verdadera vocación, fue estudiante en Pehuajó, donde además desarrolló actividades laborales y se desempeñó como agente de la policía provincial durante tres años.

Desde los años adolescentes había exteriorizado su vocación de servicio siendo partícipe de grupos religiosos y comunitarios. Los años de trabajo que presidieron el ingreso al Seminario depararon a Pedraza ricas experiencias que seguramente formarán parte de su misión sacerdotal.

Al evaluar situaciones dispares en cuanto a valoración y conceptos, muchas veces apresurados, remarcó la importancia de tratar “siempre de ser buena persona. De dar buen ejemplo con su accionar, de dar testimonio de que queremos ser cada día mejores personas, de que mediante nuestras palabras y acciones podamos servir a todas las personas por igual y que nos conozcan desde el corazón”.

Eligió como lema de su ordenación “Ser pescador de hombres”. La noble tarea comenzó. El padre José agradece el regalo del Señor y se propone practicar y afianzar el firme objetivo de serle “fiel, generoso y alegre”.

¡Los mejores deseos!.

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario