100 años de misión evangélica menonita en Pehuajó

Se celebra el primer centenario de la congregación evangélica menonita en Pehuajó donde se estableció la primera iglesia de la Argentina. Detalles de una misión plena de fe, servicio y amor a Dios.

Hace un siglo comenzó en Pehuajó la obra evangélica, cuya misión de profunda raigambre prosigue en la actualidad y cumple de manera fehaciente los claros propósitos que la inspiran para transmitir la palabra de Dios. Por ello, en este aniversario tan particular, el homenaje y reconocimiento a todos los convecinos que trabajaron y trabajan por el sostenimiento y proyección del culto evangélico menonita con fe sincera y profundo amor a Dios.

La Sociedad Bíblica, recomendó iniciar la obra evangelizadora en Pehuajó, después de evaluar sus colportores que recorrían todo el país, la necesidad de hacer conocer la palabra de Dios, en una amplia zona del noroeste de la Provincia de Buenos Aires, donde no se había manifestado la obra evangélica menonita.

El 21 de enero de 1919 llegaron a nuestra ciudad los primeros misioneros. Cuatro días después, el domingo 26 de enero, se verificó el primer culto y se cantó con suma alegría y gratitud “Cerca más cerca, oh, Dios de Ti”.

Dos años antes, el 11 de septiembre de 1917, hablan arribado a la Argentina los pastores José W. Shank y Tobías Hershey, con el propósito de predicar el evangelio de las nuevas buenas del Señor Jesucristo. Dos años después, se constituye, en Pehuajó, la primera Iglesia Menonita de Argentina. En la actualidad son más de 150 las congregaciones diseminadas a lo largo y ancho de todo el país.

Se concretó, en 1923, la habilitación del templo, en la intersección de las calles José Hernández y Pantaleón Rivarola, dando continuidad a una ininterrumpida tarea de evangelización no solamente en nuestra ciudad sino en otras comunidades de la región, como Trenque Lauquen, Carlos Casares, Tres Lomas, Bragado, y pueblos intermedios.

Se establecieron iglesias, pequeños grupos de discípulos de Cristo, se crearon jardines de infantes, salas de primeros auxilios, un hogar de niños, y hasta una imprenta.

En Pehuajó, se estableció un Colegio Bíblico, que luego se trasladó a Bragado y finalmente a Montevideo (Uruguay) donde se transforma en Seminario Evangélico Menonita de Teología, al que se unieron las colonias menonitas de Uruguay, Brasil y Paraguay.

Su crecimiento fue notorio y su obra evangelizadora alcanzó significativas connotaciones. Los creyentes han sido fieles siempre y sirven al Señor con convicción y todas sus fuerzas.

UN POCO DE HISTORIA
Los orígenes de la Iglesia Anabautista-Menonita se remontan a principio del Siglo XVI. (El termino Anabautista expresa haber sido rebautizado por convicción). Históricamente, es bien conocida la situación conflictiva que vivía la Iglesia Cristiana en la Edad Media, por los desajustes doctrinales y practicas poco felices existentes.

Fue en ese momento cuando quienes sentían necesidad de “volver a las raíces de la sana interpretación bíblica, iniciaron un movimiento de lucha tendiente a purificar y corregir extravíos.

La Iglesia Evangélica Menonita surge en Suiza en 1525 cuando un grupo de creyentes sinceros se unen en oración y búsqueda de la dirección divina para recuperar y santificar la doctrina cristiana. Posteriormente, un ex-sacerdote llamado Menno Simons , en Holanda ,sirve como conductor y organizador del movimiento y a pesar de las persecuciones a que fueron sometidos, comenzaron a compartir su renovada fe y creencias ( El nombre de Menonitas se deriva del Reformador Holandes Menno Simons).


El movimiento se extendió por toda Europa y llego a América del Norte en busca de libertad para adorar a Dios , de acuerdo a sus conciencias. El desafío de retornar a la pureza primitiva de la Iglesia Cristiana del primer siglo prosperó , e hizo que se promoviera un movimiento evangelizador-misionero mundial que eventualmente llegara a América del Sur y culminara con el establecimiento de la primera Iglesia Menonita en este continente, en la ciudad de Pehuajó (Bs. As.) en enero de l919.

En el orden local y regional la expresión práctica de la congregación se traduce en una combinación efectiva de fe y obras que alcanza a cubrir necesidades espirituales y carencias humanas, con el funcionamiento de un comedor dominical, una ropería para todas las edades, distribución de alimentos y ropas en escuelas, orfanatorios, asilos, geriátricos,comedores barriales, bolsa de trabajo, capellanía hospitalaria y la emisión de programas edificantes, a través de la emisora propia FM l07.9.

Los principios básicos del Sermón del Monte de Jesús son expuestos permanentemente, priorizando el amor a Dios y al prójimo. Se considera que cada creyente debe ser un sacerdote y se enfatiza en el pacifismo como norma cristiana de conducta, tal cual lo practicara nuestro Señor Jesucristo.


Más Detalles sobre la historia de la Iglesia Menonita y su actividad en Pehuajó, ingresar a:

 https://www.facebook.com/iglesiamenonitapehuajo
https://www.facebook.com/iglesiamenonitapehuajo19/videos/2507121366184213/
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario