Por los pibes de su pueblo

Y el conocido botellero pehuajense siempre es noticia. Juan Pedro Villavicencio, “El Mana” o “Juancito el botellero”. Y felizmente siempre con buenas noticias, fruto de sus nobles sentimientos de solidaridad pensando de manera prioritaria en la niñez.


En los últimos meses hizo realidad su propósito de acercar a jardines de infantes de la ciudad, distintos elementos de suma utilidad para el servicio educativo, como caballitos de madera donados al Jardín de Infantes 907.

Antes de finalizar el año 2017, entregó al Jardín de Infantes n° 911 bidones de agua potable y un dispenser de agua fría y caliente. Anteriormente, donó al mismo establecimiento educativo un megáfono y caramelos para los alumnos.

Docentes y comunidad educativa hicieron público su agradecimiento y además en diciembre último le festejaron el cumpleaños. Ese día, revelaron las docentes: “Sopló las velitas, cantó con los nenes, bailó con las señoritas y se mostró muy feliz”.

Durante el año en curso se hizo presente en otros establecimientos educativos e hizo entrega de similares elementos, siempre dando muestras de sincero beneplácito. Y cada vez que extiende una mano, su alma se enaltece al recibir el cariño de los niños a través de diversos gestos.

Las imágenes difundidas en redes sociales, por docentes y medios de comunicación locales, son evidente testimonio de las momentos vividos. Una vez más, nuestra adhesión y valoración de las actitudes del solidario convecino, que a pesar de algunas limitaciones por problemas de salud, sigue su cometido con perseverancia y haciendo de las buenas acciones una costumbre cotidiana.


Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario