Orgullo pehuajense


Desde 1994 funciona en la zona rural. Su producción satisface necesidades de Pehuajó y otras ciudades del país. Se abastece de acuífero propio. Características de una planta de procesamiento y envasado de agua mineralizada no por todos conocida.

En 4 meses cumplirá 25 años de vida, empresa líder y pionera en la provisión de agua potable a nuestra ciudad y a diversos lugares del país. Nació ante una evidente necesidad como consecuencia de la carencia del vital elemento en cantidades suficientes y su poca calidad.
Junto a Gastón Rispal, que en la actualidad cumple las funciones directivas, evocamos los comienzos de la empresa impulsada por Ronaldo Mac Donough (“Rony”), Diego Buchanan (propietario actual) y Jaime Domínguez, quienes vislumbraron la necesidad e importancia de producir agua mineral para dar respuestas a una demanda muy significativa que trascendía las fronteras pehuajenses.
Fue así que el 24 de octubre de 1994 se funda “Aguava”. En poco tiempo se transformó en empresa pionera en la República Argentina, en cuanto a la producción de agua mineral en envases de 20 litros.

RESPUESTAS EFECTIVAS

La existencia y disponibilidad de un acuífero en la zona rural de nuestro distrito, exento de toda contaminación, alentó a los impulsores de la iniciativa y el emprendimiento se hizo realidad. Implicó esfuerzos e importantes inversiones. Las maquinarias en insumos para la planta de procesamiento y envasado fueron traídos desde los Estados Unidos.
El crecimiento fue notorio y progresivo. Aguava se distribuyó a lo largo y a lo ancho del país, superando las 300 agencias de comercialización, desde la Quiaca hasta Ushuaia, llegando inclusive a algunas ciudades de países limítrofes como Chile, Paraguay, Uruguay.
“En algún momento -remarca Rispal- la empresa trabajo 24 horas en turnos rotativos y contábamos con alrededor de 60 personas”, mientras que en la actualidad se observa una notoria reducción, teniendo en cuenta que ahora circulan en la ciudad y la zona más de 20 marcas de agua envasada. “Hoy día -añade- se han reducido las personas y trabajan unas 20 aproximadamente, sin contar lo que genera indirectamente (tornería, talleres, repuesto, alimentos, etc.).

POSITIVO BALANCE
A propósito de la incursión en el mercado de otros productos similares, provenientes de distintos lugares y de distintas calidades, la pehuajense Aguava sigue siendo líder en el mercado zonal debido a su grado de calidad y excelencia que mantiene desde su comienzo. En tal sentido Aguava ha sido certificada a nivel mundial por la Asociación Internacional de Agua Embotellada (IBWA), la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y la Organización Para La Salud y Seguridad Pública (NSF).
Al realizar una evaluación de la labor cumplida durante un cuarto de siglo proveyendo el calificado producto a miles de hogares y comercios de nuestra ciudad y la región, se exterioriza absoluta satisfacción. “Hoy -dice Gastón- nos sentimos orgullosos de nuestra gente y nuestra empresa que cada día trata de mejorar para que esta siga siendo líder”.

LA PLANTA EN GIRONDO
La planta de envasado se encuentra ubicada en la estancia “La Pepa”, cercana a la estación Girondo en el partido de Pehuajó, lugar donde se encuentra un acuífero subterráneo a más de 100 metros de profundidad libre de cualquier contaminación humana, que permite el efectivo abastecimiento.
En este ámbito funcionan todos los sectores de procesamiento y envasado, tales como: esterilización de bidones, lavado automático, sala de proceso de ósmosis inversa, sala de proceso generador de ozono, sala de proceso ION de plata, laboratorio de análisis físico-químico y bacteriológico, sector de lavado de bidones y tapado automático en sala presurizada, sector de esterilización de tapas por UV, sector de reciclado ocular, precintado y rotulado, y sector de estiba y carga.


Parecía una locura vender agua
Gastón Rispal,hoy en el área directiva de la empresa, entre otros recuerdos y anécdotas, destacó:

“Siempre recuerdo cuando comencé a recorrer mis primeros pasos en la empresa, allá por el día 6 de febrero del año 1995. En unas de las tantas charlas que tenía con Ronaldo Mac Donough (Rony), quien fuera unos de los dueños.
Él Me decía “Gastón, hoy te parecerá una locura vender agua o seguramente alguien te lo dirá, pero en los próximos años esto será un gran negocio, es más en algún momento será más valioso que el petróleo”.
“Un gran amigo visionario y fundamental pilar de nuestra empresa que nos cuida y guía desde el cielo”, concluye Rispal.

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario