Ser bombero, lo mejor que te puede pasar


Su vida siempre estuvo vinculada al Cuerpo de Bomberos. Cuando pudo incorporarse se sintió inmensamente feliz. Impresiones sobre la benemérita labor. Recuerdos y emociones que calan muy hondo.

Macarena Ayelen Sánchez (20) desde niña estuvo vinculada al quehacer de bomberos voluntarios, hasta que un día decidió incorporarse y hacer realidad su objetivo de servicio a la comunidad. Al hablar de su vocación afirma que «Siempre estuvo presente desde muy chica» y la decisión de integrarse al Cuerpo no fue para nada difícil: «Todo lo contrario me sentí muy feliz».
¿Cómo viviste la etapa de capacitación?: «La vivi muy bien, conocí a gente excelente y aprendí muchas cosas no solo en lo práctico y el estudio, sino que hizo que cambiara ciertas actitudes mias, para mejor obviamente». La afirmación evidencia otro de los aspectos que inciden en la vida de un joven cuando se abraza al oficio de servir a los demás.

ADRENALINA Y NERVIOS
El recuerdo de la incorporación es imborrable. «Sentí muchos nervios. Nos hicieron parar uno por uno y presentarse. Y cuando fue mi turno solo miraba a mi papá y a nadie mas para que me salieran las palabras porque sino no podia de los nervios que tenia».
Igualmente pasa con la primera salida como bombero voluntario. «Fue terrible. Una adrenalina inexplicable. Recuerdo que salí con mis compañeros en el móvil 10 a un incendio de una casa. ¡Y me temblaban los pies!».
Macarena es hija del recordado Jorge Valentín Sánchez, efectivo destacado del Cuerpo de Bomberos de Pehuajó, fallecido hace dos años, habiendo cumplido brillante trayectoria en la institución que lo tuvo como Jefe del Cuerpo Activo hasta el momento que su salud lo impidió.
La joven veinteañera remarca durante el diálogo el emocionado recuerdo de su padre. La herencia vocacional reconforta y hay dos episodios en su corta trayectoria, que han quedado marcados y laten en sus retinas: «El día en que me recibí como bombera. Pero lo que más me tocó fue el momento en que tocaron la sirena despidiendo a mi papa fallecido».
A propósito de la sirena, al sonar, como todos los bomberos se percibe sensaciones muy especiales. «Siento adrenalina de ponerme el overol y salir a ayudar a quien sea. Y sino salgo me quedo pendiente para saber que pasa».

CONVICCIÓN Y APOYO
Sus expresiones, breves y sencillas, son contundentes y reflejan sus firmes convicciones. Por eso a quienes tengan deseos de ser bombero les dice: «Aprovechen la oportunidad que es lo mejor que le puede pasar. Y disfruten cada momento como si fuera el último».
La familia y su respaldo es muy importante en la vida de un bombero voluntario. En el caso de «Maca» valora el trato con sus hermanos y considera que «están que orgullosos de mi» y añade: «Mi novio y su familia siempre están ahí pendientes de que pasa a cada toque de sirena y son los que siempre me acompañan».
Al final del encuentro Macarena remarca: «Sólo quiero agradecer a cada uno de mis compañeros por acompañarme en esta etapa tan linda de mi vida», etapa plena de realizaciones compartidas e impregnada del agradable sabor que implica hacer el bien y servir a la comunidad, como lo hizo su papá Jorge durante casi cuatro décadas.
Bien es cierto que la sangre se hereda y las buenas acciones se pegan.

¡Siempre presente!

Nuestro recuerdo y homenaje a Jorge Valentín Sánchez, ex Jefe del Cuerpo Activo de Bomberos Voluntarios de nuestra ciudad, fallecido tempranamente a los 59 años de edad.
Había ingresado como aspirante en 1989. Cumplida la etapa de capacitación pasó a integrar el Cuerpo Activo y de inmediato se abocó al perfeccionamiento específico, dando muestras de su profunda vocación. En el 2006 ascendió a Oficial de Dotación, un año después asumió como Segundo Jefe de Cuerpo y posteriormente fue designado Jefe del Cuerpo Activo por el Consejo Directivo de la Asociación Bomberos Voluntarios, función que implicó uso de licencia a raíz de la enfermedad que lo afectó.
En distintas ocasiones condujo capacitaciones y cumplió roles relevantes en ámbitos provinciales relacionados al quehacer bomberil. Hizo honor a su vocación de servicio. Fue un notable voluntario reconocido por sus pares y en distintas reparticiones vinculadas a la actividad.

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario