Volvió La Valeria: Un rincón para los gauchos

Justo en el día de la bandera, la peña fundada por Mauricio Sandoval reabrió sus puertas. Amantes de nuestras tradiciones están dispuestos a continuar la obra emprendida en 1977. Irma Olivito de Sandoval y sus hijos Oscar y Jorge, junto a un entusiasta grupo de vecinos, impulsan la nueva etapa.



Hermosa mañana de sol en el pago hernandiano. La patria celebra un año más de independencia. Y no tuvimos mejor ocurrencia que cobijarnos un rato en “el rincón de los gauchos” para evocar sus orígenes y apoyar su reciente reapertura.

En el mismo lugar, hace 38 años, Mauricio Sandoval y un nutrido grupo de amantes de lo nuestro daban vida a Peña La Valeria. Este 9 de julio, junto a su esposa Irma Olivitto y uno de sus hijos, Jorge Sandoval, se nos impregnó el corazón de buenos recuerdos y realimentamos el sentimiento de patria. Entre mate y mate recorrimos el tiempo pasado para reafirmar un presente que entusiasma y honra al recordado cultor de nuestras costumbres y tradiciones.

“Después de 7 años del fallecimiento de Mauricio –dice Irma- un grupo de amigos estaba muy entusiasmado en seguir y fue así como decidimos reabrir, en la misma fecha de cuando se inició, el 18 de junio. Ese día, llevamos una ofrenda floral a Mauricio y el 20, día de la bandera, hicimos la reapertura de La Valeria”.

En el viejo rancho de La Valeria todo está igual, solo el frente se readecuó y la llegada del asfalto transformó en recuerdo la calle de tierra donde hubo exitosas corridas de sortijas. Se siente el clima de amistad. El lugar de amparo para los cultores de las cosas nuestras. “Pensamos agrandar la casa un poco más. Está todo como lo dejó Mauricio. Tenemos un grupo de baile, que dirige una nieta”, acota Irma y se dibuja en su rostro una sonrisa de natural satisfacción.

“Estamos contentos –remarca Jorge al alcanzar el mate cubierto en cuero- y de a poco iremos haciendo cosas. El 4 de julio, por el aniversario de Pehuajó, hicimos un fogón en Calaveras. Ayer estuvimos bailando en el jardín de la escuela Normal. Donde nos invitan, vamos. Nos gusta y vamos a seguir”.

No pudo estar Oscar Sandoval (se había ido a pescar), que junto a su madre y hermano también tiene mucho que ver en la reapertura. Pero los “Sandoval” tienen muy claro el objetivo y agradecen el apoyo de todos, especialmente de la Dirección de Cultura que se asoció a la iniciativa. “Estamos muy contentos”, remarca Irma, y añade: “Parece que él (Mauricio) nos estuviera ayudando desde el cielo”.

¿POR QUÉ LA VALERIA?
Hace muchos años, allí en calle Gorostiaga 1150 cuando el predio estaba abierto y en su interior habitan hermosos pingos, don Orlando Gargiulo dijo: “Esto se parece a La Valeria”, en alusión a un campo de su propiedad cultor de expresiones gauchas.

Fue así que el 18 de junio de 1977, el grupo encabezado por Mauricio Sandoval decidió formar una nueva agrupación tradicionalista y, en homenaje a Orlando Gargiulo y su obra, deciden llamarla “La Valeria”, un rincón para los gauchos.

De la mejor manera, durante su trayectoria representaron honrosamente al Pago Hernandiano en distintos puntos del país, ya sea en desfiles gauchescos, en campos de jineteadas y en festivales tradicionalistas.

Y en la pintoresca sede de calle José Gorostiaga 1050 hubo múltiples encuentros de amigos en memorables asados, torneos de bochas y de truco, exitosas guitarreadas, la Fiesta Regional del Chorizo Seco y diversos festejos o reuniones, programadas o imprevistas, porque hoy como ayer las puertas de “La Valeria” siempre están abiertas.

COMISIÓN FUNDADORA

Presidente Mauricio Sandoval; Vicepresidente, Huber lrigaray; Secretario, Oscar lrigaray; Prosecretanio, Miguel Ciavirella; Tesorero, Antonio Coiro; Protesorero, Ricardo Pigñanelli; Vocales Titulares: Juan Basualdo, Adolfo Bordone, Bernabé Porcel, Carlos Matioli. Antonio o Giofredo; Suplentes: Antonio Bellandi, Nildo Sandoval y Elpidio Martinez. Revisores de Cuentas: Alberto Pereyra, Héctor Domínguez, Juan C. y Félix Olguín.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario