Descubrir el deporte y encontrar la pasión

Macarena Hernández (28) llegó a la natación por una lesión en su espalda. Nunca imaginó lo que vendría después. En el agua encontró su pasión. Hoy es una las referentes de aguas abiertas en Pehuajó y la zona. Recorrió diversas ciudades del país y sueña con participar en los veinte kilómetros de San Pedro.



Cuando Macarena comenzó a incursionar en la actividad, eran pocas las mujeres que se animaban a hacerlo. En su primera participación en aguas abiertas, sólo compitieron tres deportistas en la rama femenina. Hoy la situación cambió y cada vez son más las afrontan el desafío. El deporte creció, y las ganas de la pehuajense, también.

Su debut en la especialidad fue en 2008. “En mi primera experiencia, en los cinco kilómetros de Cólon, Entre Ríos, éramos sólo tres mujeres. No me olvido más. Y hoy vas a competir y hay veinte, veinticinco, cuarenta, hay un montón. Creció mucho el deporte y la cantidad de competidores”, expresó la nadadora.

Las competencias se desarrollan, en su mayoría, lejos de su Pehuajó natal, ya que la natación en aguas abiertas es una disciplina que consiste en nadar en lugares abiertos como lagos, ríos, mares, lagunas, en vez de hacerlo en piscinas. Esta situación, implica un mayor esfuerzo, tanto de la deportista como de su círculo íntimo, que siempre estuvo y está dispuesto a ayudarla.

A lo largo de su trayectoria participó de pruebas en San Pedro, Ramallo, Junín y diversos puntos de la provincia del país. “Siempre pude participar gracias al apoyo de mi familia, que me trasladó a todos lados donde competía. Si decía quiero correr en Cochicó, allá me llevaban; si decía quiero ir a San Miguel del Monte, iba. A donde quería ir me llevaban, porque ellos saben lo que es el deporte, lo aprecian y pueden hacerlo”, explicó.

En la actualidad, Macarena forma parte de un nutrido grupo de nadadores que se sumaron a la especialidad. Hay adultos y niños porque “para la natación no hay edad”. Según señaló la deportista local, “en Pehuajó hemos levantado muchísimo la participación, ya somos un grupo de veinte los que se interesan por practicarlo”.

Si bien mantiene su entrenamiento durante todo el calendario, la preparación fuerte comienza en noviembre y se estira hasta fines de diciembre, debido a que desde enero y hasta marzo, se realizan los viajes para participar de las competencias más importantes.

Macarena sabe que para los objetivos trazados en su carrera debe caminar paso tras paso, sin apresurarse. Primero fueron los cinco kilómetros, luego los diez, y ahora viene un próximo desafío: los veinte kilómetros de San Pedro. Para eso se prepara, siempre apuntando a más. “Por ahora quiere poder lograr los veinte kilómetros, y más adelante la carrera de cuarenta y dos y llegar a lo máximo que pueda”, confesó la nadadora a Mirá.

Además, afirmó: “Quiero seguir capacitando y trabajando con el grupo de chicos, para que Pehuajó tenga un grupo de aguas abiertas junto con los grandes que se incorporaron ahora, que descubrieron que les gusta”.

“HAY UN DEPORTE PARA CADA PERSONA”
Macarena Hernández es profesora de educación física, y mientras consumaba la carrera, realizó el curso de entrenadora e instructora de natación con el destacado licenciado Norberto Alarcón. Por estos días, la pehuajense está pronta a terminar también la licenciatura en Alto Rendimiento Deportivo.

Su pasión por el entrenamiento y la capacitación, hoy la ubican como entrenadora de natación y atletismo en el club Estudiantes Unidos, y de sóftbol en la Escuela Normal, a través del Centro de Educación Física Nº 13. “Lo que más me gusta es la competencia, porque más que ahora se ha dejado un poco de lado en este último tiempo en las escuelas. No sé qué le ven de negativo, yo le veo todo positivo. Los chicos se forman como personas, tienen un estilo de vida distinto, respeto. Formás una personalidad re linda. La sana competencia es lo más favorable para los chicos, lo sacás de la calle, de los vicios y de tantas cosas”.

En las actividades de natación está acompañada por el profesor Lucas Craig, donde brindan clases para niños y adultos. “Quien quiera pueda acercarse, estamos en el club Estudiantes. Algunos se están preparando para aguas abiertas y otros para competencias en pileta. Cualquier edad, todos puedan nadar”, dijo.

Y agregó: “Es un deporte completo, mucha gente arranca por lesiones. A mí pasó eso, empecé con una lesión en la espalda. Lo acomodé con natación y ahí me enganché. Cuando empecé a nadar no pensé que iba a competir, y ahora es lo más lindo. Que se acerquen, que es algo lindo. Les hará bien no sólo en la parte física sino también en lo social”.

Para finalizar, Macarena nos regaló una de sus mejores enseñanzas: “Yo siempre digo, y lo aprendí con un profesor de los que tuve, para cada uno de nosotros hay deporte que se nos amolda con el tiempo si somos buenos en ese, el tema es descubrirlo, por eso hay que ofrecerles diversidad de modalidades, a los chicos sobre todo para que encuentren su especialidad para toda la vida, para llevar una vida saludable”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario