Deporte, bienestar y vida al aire libre

Es pehuajense y se destaca en el trail running. Participa en extensas competencias atléticas de hasta 100 kilómetros atravesando montañas, cerros, arroyos y ríos. A lo largo de su carrera deportiva ha conseguido significativos logros. Victoria Marsero (34) charló con Mirá, explicó cómo fueron sus inicios en el atletismo y anticipó cuál es su próximo objetivo.



Victoria nació en Pehuajó hace treinta y cuatro años. Es odontóloga, vive en La Plata y desde hace tres calendarios descubrió una actividad atlética que cambió por completo su relación con el deporte. Si bien comenzó a practicarlo por hobbie y para dejar de lado “una vida muy sedentaria”, con el tiempo y kilómetros recorridos encontró una pasión: el trail running.

Se trata de una prueba atlética que consiste en correr por senderos principalmente montañosos, con grandes pendientes ascendentes y descendentes. Se diferencia de las maratones y carreras de calle porque sus recorridos tiene lugar en montaña, huellas, rastros o caminos secundarios, a través de montañas, cerros y montes, cruzando arroyos y ríos. Tanto la naturaleza del terreno como el desnivel del recorrido, además de la distancia, son dos características fundamentales de un recorrido de trail running.

UNA ACTIVIDAD QUE DA LIBERTAD
“Comencé a correr hace tres años porque a raíz de mi profesión estaba llevando una vida muy sedentaria, muchas horas dentro del consultorio y necesité en ese momento realizar una actividad al aire libre, que me de libertad de hacerlo en cualquier momento y lugar sin depender de horarios”, explica Victoria, al relatar su llegada al deporte.

La pehuajense empezó a incursionar en la actividad atlética participando en carreras de calle de 5 y 10 kilómetros. Después de algunas competencias conoció la disciplina que cambiaría sus días. Fue un día que “probé correr por las sierras en trail running. Eso fue lo que me atrapó y actualmente casi todas las carreras que hago son de trail”.

En un primer momento, las competencias eran “más cortas de 21 kilómetros, luego le siguieron de 42 kilómetros, hasta que me animé a 84 hasta 100. También realicé dos veces consecutivas el Cruce de Los Andes que son 100 kilómetros en tres días”.

CONTACTO CON LA NATURALEZA



“Me encanta correr por la montaña porque el entorno es maravilloso. Los paisajes son únicos y me resulta mucho más divertido, además valoro mucho los espacios naturales y estar en contacto con la naturaleza me hace muy bien”, señala Victoria.

Además, la atleta asegura que “ser deportista implica disfrutar de una actividad física, comprende elegir un objetivo y elaborar un plan para poder cumplirlo, trabajar duro en los entrenamientos para sentirse bien el día de la prueba pero sobre todo disfrutar en cada sesión de entrenamiento ya que por eso lo hacemos”.

Y añade: “También implica modificar algunos hábitos, mantener una alimentación saludable y estar en manos de un buen entrenador porque eso evita las lesiones que puede sobrellevar un mal entrenamiento”. Victoria entrena todos los días, salvo los viernes. El volumen de entreno y su intensidad dependen de la prueba que tenga por delante.

DISCIPLINA SANA Y AGRADABLE
“Es muy variado con sesiones de velocidad, trabajo de fuerza haciendo cuestas, fondos cortos y fondos largos. Si tengo una carrera de varios kilómetros también le sumo doble turno y gimnasio. Generalmente entreno hora y cuarto por día a la tardecita o antes de almorzar”, detalla.

Marsero participó en competencias de diversos puntos del país logrando destacadas actuaciones y compartiendo momentos con destacados deportistas argentinos y extranjeros. Pero hubo una que marcó su carrera. “Fue una carrera en San Javier de Yacanto, en el Cerro Champaquí de Córdoba. Fueron 40 kilómetros pero tuve que sortear una fuerte tormenta que me generó una hipotermia y eso me hizo muy difícil la carrera, Llegar fue un alivio y una gran alegría y me dejó mucho aprendizaje”, rememora.

Su trayectoria y logros conseguidos, le otorgan autoridad para emitir un mensaje a todas aquellas personas que quieran iniciarse en la actividad. “Le aconsejo que siempre es bueno tener un entrenador que sea apto en el tema para estar cuidados y para poder disfrutar más del deporte. Y que lo hagan parte de sus vidas porque realmente hay pocas excusas para salir a trotar 50 minutos diarios, es una disciplina que trae muchos momentos de bienestar, el ambiente es muy lindo y sano”.

Para terminar, Victoria Marsero compartió cuál será su próximo objetivo: “Quiero ser madre por lo cual voy a dejar un poco de lado la competencia por algunos meses”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario