Una esquina con mucho verde



En pleno centro de la ciudad, el emprendimiento conducido actualmente por el convecino Ambrosio Zubeldía, ofrece una amplia variedad de plantas de interior y exterior, macetas de todo tipo, insecticidas, fertilizantes y todo lo necesario para el jardín.

Vivero “Camila”, denominado así en homenaje a su hija, atiende requerimientos locales y de la zona. Su pintoresca presentación condice además con calidad de los productos. Zubeldía, hijo de quinteros, cultiva su particular afecto por las plantas y por los animales, téngase en cuenta que además es propietario de tres forrajerías en la ciudad.

El propietario del vivero ubicado en Yrigoyen y Rivarola considera que ha satisfecho las expectativas alentadas cuando comenzó hace dos años. Es una actividad –dice- que se divide en dos etapas, de diciembre a mayo es una cosa, y de mayo a noviembre es otra porque el movimiento es mayor, por eso que al evaluar resultados los califica como “término medio” pero ratifica el propósito de sostener el rubro y dar respuestas a la clientela.

Zubeldía dedica muchas horas a sus emprendimientos comerciales y tiene metas muy claras y precisas. Todo lo referente a plantería le apasiona, fruto de haber trabajado durante 6 años y medio en el vivero de Alberto Baleani, un experto del rubro.

En todo momento trata de mantenerse actualizado, con buen stock de mercaderías y presentada siempre de la mejor manera. En estos momentos, nuevas ideas se elaboran y seguramente antes de fin de año pondrá a consideración de sus clientes nuevos atractivos tanto en vivero como en forrajería.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario