¿Un sueño? "Vivir de la artesanía"

Nació en Pehuajó hace 29 años. Es empleado y artesano. Se formó en la especialidad platería en Mar del Plata, y ahora, radicado nuevamente en su ciudad natal, Federico Sasso pasa gran parte de sus días en un taller creando objetos únicos y cien por ciento artesanales. “Mi mayor satisfacción es que al cliente le guste y se vaya contento con mi trabajo”, asegura.



Federico nunca imaginó que un paseo por las calles de Mar del Plata se convertiría en el comienzo de un oficio. Si bien la “curiosidad por la platería” siempre existió, el pehuajense encontró de casualidad un espacio de enseñanza artística que le cambiaría la rutina de sus días para siempre. “Un día encontré ‘La casa del artesano’ donde se enseña platería y joyería. Averigüé cómo era para ir, me anoté y empecé”, recuerda Sasso al referirse a su primer contacto con el mundo artesanal.

Allí asistió durante un año y medio, bajo las órdenes del destacado profesor Roberto Polvara: “El lugar es muy cómodo, muy lindo ambiente de trabajo compañerismo y con un maestro muy querible y respetable como Roberto”. Durante sus estudios recibió los conocimientos fundamentales en la materia y, sin darse cuenta, comenzó a delinear su propio camino dentro de la platería, su principal actividad en la actualidad. “Aunque también hago algo de joyería”, afirma, y añade: “No sé si tengo una especialidad bien marcada pero lo que más me gusta hacer son cuchillos ya que se pueden realizar muchas variedades y combinarlos con otros materiales (madera, huesos, aspas, cuero, etc.) y en diferentes formas”.

Sus referentes en la materia son los orfebres internacionales Marcelo Toledo, Juan Carlos Pallarols y “obviamente quien me enseñó este hermoso oficio, Roberto Polvara”. Federico tiene sueños y lucha por alcanzarlos. El pehuajense se ilusiona con llegar a “vivir de la actividad” e instalar su propio negocio de artesanías.

“Mi mayor satisfacción es que al cliente le guste y se vaya contento con mi trabajo. Uno de mis objetivos es poder llegar a hacer un stock de mercadería y así poder ir a las ferias y exposiciones para tener más llegada a la gente”, afirma, y al referirse a sus sueños, sostiene que le gustaría “ser un poco más reconocido y porqué no algún día llegar a tener mi propio negocio con mis artesanías”.

“VIVIR DE LA ARTESANÍA”
Es uno de sus objetivos y por eso lucha. Entre mate y música, las horas en el taller, que funciona en una habitación de su vivienda, apuntan a conseguir el tan ansiado logro. “Creo que si se puede vivir de la artesanía, lo que sí considero es que lleva tiempo hacerse conocido en el ambiente y poder llegar a la gente como para tener trabajo para vivir de la actividad”, manifiesta al analizar la situación.
Según el joven artesano, “hay quienes valoran nuestros trabajos porque entienden un poco del tema o porque saben que son trabajos totalmente artesanales y que se les dedica tiempo a cada una de las piezas. Y no sé si habrá alguien que no los valore, lo que pasa es que hoy en día se ven muchos trabajos hechos en serie y hay gente que por ahí no diferencia un trabajo de otro”.

LA LUCHA CONTRA LOS PRODUCTOS EN SERIE
Esta es otra de las peleas que afronta Federico, como cada uno de los artesanos del país. La creciente incorporación al mercado de productos en serie complica la viabilidad de los proyectos artesanales argentinos. Él lo sabe y no cesa en su lucha. Defiende sus convicciones y pelea para lograr romper esa barrera para alcanzar su sueño de abrir un local de artesanías.

“Hay gente que considera un trabajo artesanal, pero es verdad que hoy en día hay muchos trabajos hechos en máquinas los cuales hacen que nuestros trabajos a veces se vean perjudicados por estos que al ser producidos en cantidades tienen un valor muy inferior, lo que hace q se vendan más estos productos”, explica Sasso, pero admite que quien “elige una artesanía” lo hace “por su gusto” o “por saber valorar el trabajo de un artesano”.

Antes de despedirse, el artista local brinda su agradecimiento “a mi maestro Roberto, que sin él y su buena onda no estaría haciendo algo tan lindo y que me gusta tanto”. Tampoco deja pasar la oportunidad para dar las gracias a “mi familia, amigos y esposa por el apoyo y por bancarme en este emprendimiento, y en especial a la gente que confió y confía en mí para realizar los trabajos”.
Para conocer sus artesanías y trabajos, podés buscarlo en Facebook como Federico Sasso Platería.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario