Por amor al handball

Es la tierra de Bruno Civelli y Federico Tritto. Es la tierra de los campeones bonaerenses. Es la tierra donde el handball se hace sentir, donde el balonmano es una realidad. La Liga Pehuajense cumple cinco años y va en busca de más logros. En diálogo con Mirá, los máximos dirigentes de la LPH destacaron el presente del deporte y marcaron cuáles serán los principales objetivos para lo que viene.



El handball está vivo. Con el lanzamiento de la Liga Pehuajense en 2011, cientos de handboleros y handboleras retornaron a la actividad y comenzaron a transitar un nuevo camino en el deporte. Hasta ese momento, la gran parte de los amantes del balonmano estaban imposibilitados de practicarlo una vez que superaban la edad escolar, y con la aparición de este renovado proyecto, impulsado inicialmente por el profesor Adrián Crespo, muchos de los deportistas pudieron volver al ruedo y decir ‘Yo juego’.

La liga local de handball nació el 14 de mayo de 2011, y tras cuatro temporadas de historia, está pronto a comenzar un año deportivo que quedará marcado en la memoria de los amantes del deporte en Pehuajó: habrá récord de equipos locales y se engrosará el número de participantes. Además, y tal vez el logro más significativo, durante 2015 el principal objetivo de la dirigencia estará enfocado en la creación de las divisiones formativas en la ciudad.

En una entrevista concedida a la revista Mirá, Andrés Garrone y Nicolás Pérez, presidente y vicepresidente de la LPH desde febrero de 2014, compartieron su satisfacción por el crecimiento del deporte en el distrito, explicaron por qué decidieron tomar las riendas de la liga y detallaron cuáles serán los principales objetivos para la presente temporada.

“Se vislumbra el crecimiento y mucho. El deporte ya no sólo es escolar, los clubes y las demás instituciones piensan en tener un equipo de handball para jugar en la liga. Y no sólo eso, también es una fuente de trabajo para los profesores de educación física”, evaluó Garrone.

Por su parte, Pérez valoró el primer año de gestión y resaltó el “reacomodamiento institucional que marcó que no tuviéramos tropiezos durante el 2014”. Además, celebró el inicio de los trámites para poder lograr la ansiada personería jurídica. “Era un tema postergado desde que comenzó la liga en 2011, y con la ayuda del intendente Pablo Zurro pudimos avanzar. Ojalá se cierre este capítulo y podamos decir que Pehuajó tiene su asociación”, indicó.

Al mismo tiempo, el vicepresidente de la LPH aseguró que el balonmano en la ciudad siempre fue importante aunque reconoció los inconvenientes para realizar la actividad una vez finalizados los estudios secundarios: “siempre hubo un equipo campeón provincial y en las escuelas se juega, pero llegabas al fin escolar y se terminaba, y con ello el retiro a la actividad. Desde 2011 con la creación de la liga, todos los amantes de este deporte tienen la posibilidad de jugar”.

EL DESAFÍO DIRIGENCIAL



Andrés y Nicolás formaban parte de la liga como jugadores pero notaron que esa participación no bastaba para devolverle todo lo que este deporte había logrado en sus vidas. A través del handball, los actuales directivos conocieron diversas ciudades de la provincia, compitieron a nivel provincial y por sobre todas las cosas pudieron forjar amistades que, en definitiva, es el mayor regalo que todo actividad deportiva ofrece.

Ambos dirigentes coinciden en afirmar que fue el amor por el handball fue lo que los llevó a tomar las riendas de la Liga. Para Garrone, formar parte de la comisión directiva “fue exclusivamente por un interés personal de querer que la actividad y la competencia continúe, además de las falencias que nosotros como jugadores observamos en cuanto a la organización y proyección que se le venía dando a la liga”.

“Lamentablemente las comisiones directivas que anteceden a la nuestra gestión nunca quisieron continuar en otros años, quizás por el cansancio que genera estar dentro de la organización, pero sabíamos que eso no le hace bien tampoco al futuro. Es por ello que iniciamos nuestro trabajo, para intentar continuar y marcar un camino a seguir. Esperemos que ello así ocurra”.

En tanto, Pérez precisó que fue “la pasión que uno le tiene a este deporte” lo que lo llevó a postularse para vicepresidente. “Acá nadie gana un peso, sólo le das tus tiempos libres para organizar. Sería muy difícil que se entienda el tiempo que uno le da, salvo que también te guste el handball, pero igual sería muy difícil. Pero uno se siente bien haciéndolo aunque estás todo el tiempo en el ojo de la tormenta. Como te elogian, te critican. Hay que saberlo a eso”, señaló, y concluyó: “y acá estamos tratando de llevarla con acierto y errores, no lo niego, pero siempre buscando que la liga crezca. Nadie nos enseñó nada, sólo el día a día, nos lleva a manejar esto”.

LA ACTUALIDAD Y LOS PRÓXIMOS OBJETIVOS
La Liga Pehuajense de Handball cuenta con modalidad masculina y femenina, siendo esta última la de mayor crecimiento en los últimos años. Y no sólo por cantidad de equipos participantes, sino por la incorporación de la disciplina en diversos clubes de la ciudad. Cuando empezó la actividad liguista, sólo se practicaba handball en la Dirección de Deportes municipal, San Martín y Estudiantes, y en la actualidad, ya son cinco las entidades tras sumarse Deportivo Argentino y Atlético Calaveras.

Al respecto, el dirigente Pérez destacó “el crecimiento muy grande en el último año” y resaltó el trabajo realizado en Trenque Lauquen, sitio geográfico donde “no era una actividad muy relevante”. “Me sorprendió lo de Trenque Lauquen. El trabajo que está haciendo el profesor Marcos Rodríguez en el club Ferro es fantástico teniendo lo que cualquier profe desea que es la pirámide”.

Y al referirse al mayor número de participantes en la rama femenina, el vicepresidente explicó que “hasta 2014 sólo había un equipo en damas que era San Martín, y ahora hay que sumarle Deportes, Calaveras y Estudiantes Unidos que presentan equipos. El número se triplicó y eso es genial”. Mientras tanto, “en caballeros se mantiene y no dudo que no tiene techo y que algún equipo más se va a sumar en posteriores años ya que jugadores en nuestra ciudad no faltan”.

“Entre los más chicos, pasó algo similar, los clubes empezaron a darle su lugar, Pehuajó es muy handbolero lo chicos se prenden, se anotan y eso produce fuente de trabajos. La difusión de la actividad fue clave en este crecimiento que si se mantienen los pies sobre la tierra puede mejorar mucho más”, expresó.

Justamente, la incorporación y crecimiento de las divisiones inferiores en los clubes es uno de los principales objetivos de la gestión. En relación a este tema, Pérez sostuvo: “eso haría que muchos chicos empiecen a tener su competencia oficial y lo más importante, que antes de que estén en la calle estén en un gimnasio compartiendo un momento, teniendo una actividad a realizar y se sumen desde chicos a la gran familia que el handball. Al fin y acabo las inferiores son el futuro de la liga. Sin recambio generacionales la liga desde lo deportivo desaparece. Las inferiores son el sostén de cualquier liga en cualquier disciplina. Sin ellas no hay futuro”.

En la misma sintonía, Garrone añadió su opinión y especificó que buscarán el lanzamiento de la Liga de Menores y Cadetes, y para el próximo año, de juveniles. “Es otro de los desafíos. Los más chicos, son los futuros jugadores del mañana. Ya es el quinto año de la liga, y ellos se merecen competir, es por ello que en este 2015, también van a tener su liga”, anunció.

EN BUSCA DE LA PERSONERÍA JURÍDICA



Con el apoyo del municipio y el asesoramiento de los doctores Guillermo y Cecilia Luciani, la cúpula dirigencial de la LPH intentará avanzar hacia la deseada personería jurídica que permitirá ser reconocidos como asociación, y así proyectarse en la Confederación Argentina de Handball. “ Nuestro mayor deseo es crecer y no tener un límite para ello. El día que como dirigentes estemos ante un límite para seguir creciendo, es el momento en que tendremos que pensar en nuestra continuidad, y porqué no, dejar a otros en nuestro lugar”, sentenció Garrone.

Por otro lado, Pérez reconoció que se trata de un desafío fundamental “a largo plazo” y llamó a los integrantes de la liga a bregar para “que se afiance la disciplina y tener un buen lugar en la ciudad”. En tanto, desde lo deportivo, el dirigente sueña con “ingresar a la confederación, luego jugar torneos nacionales, más tarde pelear un torneo nacional y porqué no ser campeón nacional”. Además, también prometió trabajar para “tener más Brunos Civelli o Federicos Tritto”, jugadores que jueguen en el más alto nivel siendo ‘creaciones de la liga’. “Pehuajó tiene esa materia prima. Ojo, se puede, pero esto no se hace de un año para otro. Hay que trabajar, lleva años pero no es imposible. Es solo tener constancia y sacrificio y el éxito llegará solo”.

EL ACOMPAÑAMIENTO DEL PÚBLICO PEHUAJENSE
Los máximos dirigentes de la liga destacaron, una y otra vez, el apoyo recibido por parte de la población, y principalmente por los medios de comunicación y periodistas de la ciudad. Según dijo Garrone, “siempre apuntamos al público pehuajense y de la zona. La única manera de poder crecer no es sólo a través de un buen trabajo de una comisión directiva, también hay que tratar de hacer llegar ese trabajo desempeñado a las personas. Por suerte, hemos logrado que a través de los distintos medios de comunicación (TV, radios, diarios, páginas de Internet) se informe sobre la actividad y los resultados fueron buenos. Fecha a fecha hemos observado que cada equipo tenía a su ‘hinchada’ y no es un dato para dejar de comentar, porque es el reflejo de que la información y difusión estaba siendo recepcionada por la comunidad”.

Mientras tanto, Pérez se sumó a los elogios para los espacios periodísticos de la ciudad y admitió que “la ayuda de los medios de comunicación hizo que gente que no es del ‘palo’ estuviera al tanto de la actividad de la liga. Eso nos dio un envión impresionante. El año último fuimos tapas del diario local por primera vez, las finales fueron cubiertas por la TV local como por el diario, las radios le dieron su espacio semanalmente. En fin se hablaba de handball toda la semana. Creo que ganamos todos con eso, porque más gente se sumó al handball. No sólo a ver, sino también algún club a jugarlo”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario