El tiempo pasa, la belleza no

La convecina Susana Cozzarín revivió después de 50 años los emotivos momentos cuando fue electa Reina Nacional del Trigo representando a nuestra ciudad, en Leones, provincia de Córdoba, acontecimiento que sorprendió gratamente y del cual nos hacemos eco haciendo “chica de tapa” a quien con su belleza nos honró en aquella ocasión.



“La convocatoria fue totalmente sorpresiva ya que no tenía conocimiento previo de que se realizaran estas invitaciones a las exreinas que cumplieran sus 50 años de la fecha en que fueron elegidas”, nos dijo Susana y agregó: “Unos cuatro meses antes recibí un llamado telefónico de alguien preguntando si yo era Elsa Susana Cozzarin y al confirmarlo agregó si yo era la persona que 50 años atrás había sido elegida Reina Nacional en Leones. Fue allí cuando se presentó como miembro de la comisión organizadora de tal evento y me informó acerca de la invitación que me harían de manera formal por carta, y me consultó si yo estaría dispuesta a asistir. Mi respuesta fue que hablaría con mi esposo y que seguramente allí íbamos a estar”.

Particulares sensaciones invadieron a Susana ante la impesada invitación. “Volver a Leones era algo que nunca había pasado por mi mente e inmediatamente surgieron los recuerdos de todo lo que ese viaje había provocado en toda la familia y amigos con quienes fuimos y con quienes disfrutamos inmensamente. Volver implicó el tratar de reconocer los lugares en los que habíamos estado y encontrar importantes cambios edilicios en ese lugar, encontrar gente amable que nos recibió con afecto y alegría de tenernos allí”.

Hoy, relajada y colmada de mimos al trascender la grata noticia, reflexiona: “Hoy siento que la vida me dio una posibilidad en la que yo nunca había pensado y por la cual me siento muy agradecida: estar en un lugar que había marcado una parte de mi vida muy gratamente  y permitirme volver a estar 50 años después frente a un público -entre el  cual había personas que me habían conocido antes y muchos jóvenes que me veían por primera vez- y todos ellos demostraban su calidez y afecto con aplausos, saludos y sonrisas para quien había estado allí como representante de Pehuajó y había sido electa Reina Nacional del Trigo. Esta sensación estará permanentemente en mi recuerdo”.

Su familia, los amigos y hasta quienes no sabían que Pehuajó había sido honrado con una Reina Nacional del Trigo, se sintieron conmovidos. Al respecto, dice Susana: “Toda mi familia lo vivió con alegría. Mi esposo acompañándome todo el tiempo y mis hijos alegrándose de lo que me tocaba vivir. Mis nietos mayores también lo demostraban y los más chicos no llegaban a entender, estaban ajenos al tema por su edad y porque no sabían de qué se trataba. La algarabía llegó a ellos con las fotos que aparecieron en las redes sociales y los comentarios que familiares, amigos y vecinos de Pehuajó volcaron en ellas. Y todo esto me trajo un profundo agradecimiento a todos por sus conceptos”.

Sumamos nuestras felicitaciones y como pehuajenses nos congratulamos del feliz acontecimiento que nos permite, medio siglo después, reflejarlo con todo el esplendor de su protagonista. Si hasta nos permitimos contradecir al filósofo griego Sócrates al sostener que “la hermosura es una tiranía de corta duración”. El tiempo solo pasa, la belleza es mirada permanente.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario