Esfuerzo, voluntad y sacrificio

Su sumó a la actividad atlética a principios de 2013 de la mano de Martín Canelo. En apenas dos años de trayectoria, logró destacadas presentaciones en competencias locales y de la región. Julio Sergio Acosta charló con Mirá y explicó cómo fue iniciarse en el atletismo y transmitió su felicidad por el crecimiento del deporte en Pehuajó.



Julio tiene 24 años, y desde febrero de 2013, forma parte del grupo atlético que lidera Martín “El Negro” Canelo. Su participación en la actividad comenzó como un pasatiempo, y con el correr de los entrenamientos y las competencias se transformó en una pasión.

“Todo arrancó como un juego. Fuimos a ver a Martín Canelo que corría en Carlos Casares, y ese día se podía correr diez kilómetros o cinco. Fuimos a verlo y terminamos corriendo la carrera de los cinco kilómetros que era participativa. Desde ahí no paramos más”.

Jamás había probado ese deporte. Todo era nuevo para Julio. Todo significaba un desafío constante. La alimentación, el cuidado personal y vivir pendiente del atletismo fueron cambiando los hábitos de su vida y de su entorno. Lo que comenzó con un hobby, desde hace dos años y poco más de un mes, es un estilo de vida.

“Comenzó con un juego y acá seguimos. Después de esa carrera nos empezó a entrenar él (Martín Canelo) y ahora seguimos corriendo y nos va bastante bien gracias a Dios, con tanto esfuerzo”, afirma el joven atleta pehuajense.

Durante la semana ya son siete los corredores que entrenan bajo las órdenes, siempre haciendo malabares para no generar complicaciones con los horarios de trabajo y demás actividades diarias. Todo es a pulmón y por amor al deporte, como todos los atletas amateurs del país.

“Estamos toda la semana entrenando y casi todos los fines de semana estamos corriendo; y ahora, en esta época, estamos corriendo muchos triatlones. Ahora en marzo que se corta la temporada del agua seguimos con pedestrismo, carreras de calle”, explica.

Pedestrismo, duatlones y triatlones. Toda competencia es aceptada por Julio. En cada competencia deja todo por llegar en los primeros puestos. Porque él no va a sólo a competir, sus objetivos apuntan a más. Siempre busca pelear arriba, pero eso conlleva grandes sacrificios. “Con mucho esfuerzo y sacrificio, llegamos a pelear en punta, siempre entre los primeros”, señala.

Para Acosta, “el cuidado depende de cómo uno se lo tome. Si lo tomás para divertirte o competir son dos cosas diferentes. Si querés competir en punta o entre los diez primeros como estamos nosotros, sí. Ahí hay que cuidarse en las comidas, en las salidas, en la mayoría de las cosas hay que cuidarse sino el rendimiento es muy poco”.

“La verdad que esto se complica un poco con el laburo pero siempre hay un lugarcito para el entrenamiento”, destaca el deportista, al tiempo que subraya: “Todo sale de nuestro esfuerzo. Por ahora nos apoya muy poca gente, siempre nos apoyamos entre compañeros. Pero de afuera tenemos que agradecer a María Julia Martínez y Marisa Adrover que siempre ponen los vehículos para trasladarnos. Ellos son el único apoyo que tenemos”.

EL ATLETISMO EN PEHUAJÓ



Julio está sorprendido con el crecimiento de la actividad. Lo vive feliz. Y se ilusiona con más. “Según me dice mi hermano Martín, hasta que llegamos nosotros estaba todo parado. Cuando empezamos a salir nosotros éramos un grupo de quince corredores. Todos nos veían en la calle y era una cosa de locos. Lo que creció el deporte en Pehuajó fue muy grande. Después salió el tema ese de las bicicletas y empezó a hacerse el duatlón, y creció todo otra vez. Volvió a nacer el atletismo en Pehuajó”.

Las palabras del joven atleta denotan amor por la actividad. En su rostro se percibe adrenalina y pasión. Un relación pasional que creció con el paso de las carreras. “Con esto se nace, pero también se hace. Con muchísimo esfuerzo y voluntad propia se logra. Nosotros no teníamos ni la menor idea lo que era correr. Y después de probar quedamos todos apasionados, y todos seguimos corriendo. Seguimos luchando por lo que nos gusta”.

“Acá lo que está creciendo es algo increíble: en cantidad de público y en la gente cuando salís a correr. Ahora la gente agarra una bicicleta o sale a trotar despacito. Es increíble, ha crecido muchísimo. Ojalá que siga creciendo esto que es muy lindo y sano”.

PRÓXIMO OBJETIVO: A PAMPA TRAVIESA 2015
Si bien fueron varias las localidades de la región en donde participó, Julio Acosta precisa cuáles fueron las dos competencias que lo marcaron. “En estos dos años que llevo compitiendo, que no es mucho pero tampoco es poco, puedo destacar una carrera que ojalá la pueda repetir este año. Haciendo un esfuerzo económico, vamos a ver si podemos salir a viajar todo el grupo a la maratón A Pampa Traviesa que se corre en Santa Rosa, La Pampa”.

“En 2014 corrimos los 21 km y fue una de las carreras que más me marcó porque había nivel internacional y tardamos 1 hora, 29 minutos. Me acuerdo clarito cómo fue. Salí 84 en la general y quedé 17 en mi categoría. Este año pueda ser que la pueda repetir”.

Además, y al detallar las mejores carreras en la que dijo presente, el deportista menciona la denominada “Maratón de Tinelli” que se disputa en el partido bonaerense de Bolívar. “Es increíble, monstruosa. Estuvimos los dos años desde que estamos corriendo. Es algo impresionante, la gente es espectacular. No se te agota nunca la batería, las energías van siempre al límite. Hay gente durante los diez kilómetros, siempre gritando, no importa que seas de otro lado. La gente apoya al atleta”.

AGRADECIMIENTOS
Cada cinco minutos, Julio agradece. Da las gracias a Dios y a todo su entorno. Sabe lo que cuesta viajar y conoce el esfuerzo que hacen sus compañeros, familia y amigos. Entre tantas menciones, el pehuajense reconoce el apoyo de la empresa de Agua Valles de Sierra “que siempre me brinda los tiempos para entrenar y viajar” y a Martín Canelo “quien nos inició y a quien le estamos eternamente agradecidos”.

También dejó un especial agradecimiento a su familia y compañeros, destacando -con el temor de dejar a alguien afuera de los saludos- “a María Julia, María y Marcelo Correa que siempre están en todo, con el tema de la organización”. “Es Marcelo que organiza y los otros muchachos que ponen los vehículos y no tienen nunca ningún problema para trasladar las bicicletas, nuestra gente. Siempre nos apoyan en eso”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario