En “El Ranchito”, la escuela cumple medio siglo

Ubicada en el Paraje El Ranchito de Cuartel III, la Escuela Primaria Nº 33 “Provincia de Corrientes” celebra el 28 de noviembre un nuevo aniversario. Y este año no será uno más: la comunidad educativa cumple 50 años. Mirá se propuso homenajear a la entidad y a cada una de las personas que permitieron que la histórica escuela festeje medio centenar de vida.



La escuela de El Ranchito cumple 50 años. Nació en marzo 1964 por una necesidad de la población del paraje pehuajense, ubicado a 30 kilómetros del centro pehuajense. La entidad educativa más cercana estaba a 15 kilómetros del lugar, y por lo tanto, las familias que habitaban la zona precisaban una solución. Se agruparon, y en comunidad, lograron levantar un edificio para poder educar a los niños y niñas de la zona. Durante la construcción, la hoy Escuela Primaria Nº 33 “Provincia de Corrientes” funcionó en campos de particulares que prestaron el lugar para el desarrollo de las actividades escolares, como fue el caso de la familia Gualtieri o Sánchez.

El edificio del establecimiento se emplazó en un terreno de una hectárea donado por Antonio Gualtieri, abuelo de quien en la actualidad actúa como presidente de la cooperadora, Roberto Gualtieri. Desde sus inicios, la institución fue centro de reunión para las familias que conforman la comunidad educativa, como para el resto de los vecinos.

A lo largo de las cinco décadas, la comunidad educativa afrontó diversas situaciones dramáticas que superó gracias al aporte de trabajadores, alumnos y sus familias. Fueron las diversas inundaciones las que produjeron grandes problemas. En reiteradas oportunidades, la escuela debió ser trasladada a otros campos por la imposibilidad de llegar a través de caminos vecinales: funcionó en establecimientos agrícolas como La Esperanza, El Martillo, Santa Ana y La Ibarra.

Una de las peores situaciones se vivió en 2012 cuando a raíz de otra inundación. Las autoridades dispusieron el cierre temporario del establecimiento, ya que el agua había anegado no sólo las vías de acceso, sino que imposibilitó el ingreso a la escuela durante algunos meses, sufriendo el deterioro parcial del mobiliario y de la institución, como la pérdida total de la documentación.

Fue en abril de 2013 cuando se reabrió la escuela, designando un cargo de un docente rural del nivel primario. Durante este proceso el Consejo Escolar reacondicionó las instalaciones para el normal funcionamiento, pudiéndose articular, una vez por semana, con el Jardín N°906 de Nueva Plata y con el C.E.A N°710 para la atención de tres niños y dos adultos.

LA ACTUALIDAD DE LA ESCUELA



Bajo la dirección de María Alejandra Olguín, la Primaria 33 cuenta con una matrícula de seis alumnos: 2 en primer año, 2 en segundo año, 1 en cuarto año, y el restante, en quinto”. El dictado de clases está a cargo de la propia directora, que cuenta con la presencia de una profesora en educación física una vez por semana.

La matricula del establecimiento siempre fluctuó a lo largo de los años. Los registros hacen ver que ha llegado a contar con 17 alumnos, hasta el extremo de contar con un solo alumno en el año 2005, con la contraposición del año 2006 donde la inscripción llegó a 14 niños. Esta situación hizo que se abriera un SEIM, que funcionó desde el año 1995 hasta el año 2001, que luego se trasladó a Inocencio Sosa por falta de matrícula.

El actual edificio del establecimiento consta de dos aulas, un salón de usos múltiples, tres baños y una cocina. En el exterior de la institución hay otro baño y un pequeño galpón, en condiciones muy precarias. La escuela cuenta con luz eléctrica, agua potable para consumo y de pozo para uso sanitario y gas envasado, con tres calefactores en óptimas condiciones, pero no cuenta con equipamiento tecnológico (televisor, DVD, computadora, radiograbador, etc.)

Las actividades se desarrollan en el SUM, la merienda en la cocina y se utiliza uno de los baños internos, estando estas dependencias aptas para tal fin. La comunidad escolar está integrada por seis alumnos con características netamente rurales. Los padres realizan trabajos variados en el campo en calidad de peones, los niños se trasladan en caballo, moto y camioneta. La mayoría de las familias son provenientes de la provincia de Corrientes
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario