Mujer luchadora y valiente

Había nacido en 1883, 14 días después de la fundación de Pehuajó, en una estancia ubicada dentro de la jurisdicción de Nueve de Julio. Siendo niña se radicó en Pehuajó. Vivió en una de las quintas de la primera distribución de tierras que su padre compró por 84 pesos.

Perdió su madre tempranamente y se abocó a las tareas del campo para subsistir junto a su padre y cinco hermanos. Fue tambera, ordeñaba y repartía la leche por zonas rurales y urbanas.

Conoció la geografía lugareña al detalle. El sulky fue su aliado y lo usó para movilizar a maestras a escuelas del campo, Madero, Chiclana y Guanaco. En aquellos tiempos su rol sorprendía y era relevante. Se desempeñaba hábilmente en trabajos reservados para el hombre.

Nada la detenía. Jamás tuvo miedo. Conocía la zona y la gente. Era prevenida y para evitar riesgos poseía y manejaba armas blanca y de fuego.

Un día dejó el sulky y compró un Chevrolet 1939. Fue la primera mujer taxista de Pehuajó y para muchos la primera del país.

Falleció en el año 1974, en el Hospital Aramburu, lugar donde el entonces Intendente, Pablo Landa, le tributó un homenaje por su meritoria y ejemplar labor.

Se llamaba Donata Bordaberry, una mujer valiente y decidida. Una mujer que se anticipó al avance feminista con notoria voluntad y decisión, cuya acción complace recordar y exaltar.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario