“Pensé que el club desaparecía, renació con esta gente y creo que harán grandes cosas”



Fue jugador, entrenador y dirigente. Como futbolista logró el primer bicampeonato de la institución y hoy, como simpatizante, festejó el nuevo título del Club Atlético KDT en la Liga Pehuajense de Fútbol. Rodolfo Jorge Galiani relató las sensaciones del reciente campeonato, revivió su pasado en la entidad y destacó el desempeño de la actual dirigencia y su equipo de trabajo. “Pensé que KDT iba a desaparecer pero por suerte apareció esta camada nueva de gente y es un orgullo”, afirma, y confiesa: “KDT es todo, es la vida”.


Darío Herrera pitó el final y el pueblo kadetista estalló de alegría. El equipo del Patón Carrica lograba un nuevo título liguista para la institución rojiblanca. Después de dos décadas, el fútbol doméstico tiene bicampeón. Atlético KDT reina la Liga Pehuajense de Fútbol y sus hinchas todavía festejan. Y Jorge Galiani no es la excepción. El histórico jugador del club vivió intensamente la conquista del título, como siente todo el quehacer de la entidad que abrazó desde la niñez.

A sus 74 años, el exdefensor disfrutó del segundo bicampeonato de KDT. Esta vez, desde atrás del alambrado. “Lo viví con mucha emoción, cuando uno se pone viejo se emociona más. El año pasado nos dieron el campeonato, y este año, el bicampeonato que era lo único que tenía KDT de la época mía”.

El domingo 24 de noviembre de 2013, Atlético KDT logró el cuarto campeonato de su historia y curiosamente, para alcanzar esa cifra, obtuvo sus logros en temporadas consecutivas. Galiani, que se formó futbolísticamente en la institución, fue uno de los protagonistas del primer bicampeonato kadetista. ”Tuve la suerte de lograr un tricampeonato, porque en el año 62 jugué para Atlético Mones Cazón en la Liga Henderson y ganamos el campeonato, después volví a KDT y gané 63 y 64 en la Liga Pehuajense”.

De manera que 49 años de después, tiene un sabor muy especial para quien cumplió todos los roles en el club de sus amores. Jorge fue jugador, director técnico y presidente. “Pasé toda mi vida en KDT, así que estoy muy contento, muy contento con la gente que tiene la institución, por los jugadores, muy disciplinados, la verdad que muy lindo. Y al margen del título, fue muy linda la temporada”.

Para Jorge es imposible no recordar los viejos tiempos y fusionarlos a los festejos actuales. Los éxitos a comienzos de la década del 60 persisten en su memoria y entre sus palabras proliferan los gratos recuerdos y los nombres con quienes compartió la alegría liguista. Entre otros, aparecen en su relato “Barbera, Ranciari, Nubile, Vique Quarteroni”, futbolistas que compartieron las temporadas 1963 y 1964.

KDT bicampeón 1964: Parados: Malarino, Fiorello, Ranciari, Martínez,
Quarteroni, Galiani y Marino. Hincados: Carlos Rodríguez,
Núbile, Lanziotti, César Rodríguez y Ortelli.
LA ANGUSTIA QUEDÓ ATRÁS Y KDT RENACIÓ
KDT transitó una profunda crisis institucional que se tradujo en momentos de incertidumbre. El presente era oscuro y no se vislumbraba un buen porvenir. Pero la llegada de un grupo de trabajo comprometido, encabezado por Francisco Stella, hizo resurgir la entidad pehuajense que hoy disfruta de momentos felices. Galiani, exdirigente y palabra autorizada para analizar el presente kadetista, sostiene: “lo veo muy bien a KDT, yo pensé que KDT iba a desaparecer. No tuve la fuerza suficiente ni la edad para ver si podía rescatar algo, pero por suerte apareció esta camada nueva de gente y es un orgullo. Aparte tiene mucho futuro, creo que van a hacer grandes cosas, en un par de años van a hacer cosas muy interesantes”.

Además, el defensor bicampeón considera que “el grupo es muy bueno, yo comparto mucho con ellos, el club tiene gente muy capaz y muy trabajadora, entonces eso se complementa, al margen de los títulos y los resultados. Los veo muy organizados, muy serios, y yo creo que puedo hablar porque tengo una trayectoria muy grande en el club, las cosas que yo no puede hacer en la institución las hicieron ellos”.

“EL FÚTBOL ES ONCE CONTRA ONCE”
Casi toda su trayectoria futbolística fue kadetista, solamente se alejó un año cuando fue a préstamo a Atlético Mones Cazón, que en esa época militaba en la Liga de Henderson. Fue en el año 1962 y Jorge Galiani se dio gusto de salir campeón con el club monescazonense.

Hablar de fútbol le apasiona y hablar de KDT lo emociona. Recuerda que “siempre fui número 2, durante toda mi carrera. Al principio me ponían de 4, cuando faltaba el 5 me ponían de 5, y también de 6”, dato que pone de manifiesto sus condiciones y la predisposición de estar donde fuera necesario.

No hace comparaciones concretas sobre el fútbol de ayer con el actual. Está absolutamente convencido que “el fútbol es once contra once”. Galiani, uno de los íconos futbolísticos del club, manifiesta que en la Liga Pehuajense “el fútbol ha progresado mucho. Ahora acompaña mucho la gente y eso es bueno”.

“Hoy en día la competencia es mucho más exigente, no como en la época nuestra. Nosotros cuando los vemos entrenar ahora, decimos que si tuviéramos que entrar a la cancha no entro, porque al partido lo jugué con todo lo que corren afuera”.

UNA PASIÓN DOMINANTE
“KDT es todo, es la vida”, afirma, y no titubea en señalar: “por ahí una noche no pude dormir por un problema del club, a veces un problema personal no me repercutía tanto como lo tuviera en KDT. Y lo digo con sinceridad”. Su actuación fue multifacética. Además de ser jugador, fue técnico y presidente del club, desde 1989 a 1991, cuando le entregó la posta a Héctor Iragüen Pagate, “una gran persona y un gran colaborador”.

Finalmente, Jorge Galiani remarca la importancia de los clubes como ámbitos de formación personal y la relevante funcionalidad social. “Hice muchos amigos, me ayudaron mucho cuando fui jovencito, gente como Ramón Osvaldo Ginies, Gilberto Esnal, Popo Guglielmino, nos enseñaron a ser hombres, a como comportarse en la vida y no solo en el fútbol”.

Galiani aprovecha la ocasión y deja un mensaje para todo el equipo de trabajo del club: “Quiero saludar a toda esta gran camada de jóvenes que hay en KDT y que no bajen los brazos, que luchen, que no se desgasten, porque las instituciones lo que único que sirven es para hacer el bien, para sacar al chico de alguna cosas raras, las instituciones de bien público no deben desaparecer nunca. Veo que hay apoyo a nivel municipal, y eso es muy importante para estas instituciones”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario