Juan, en cada poesía una flor



Le escribió a sus seres queridos, a instituciones locales, a personajes, a la naturaleza, a sus amigos y de manera muy especial, reflejó su profunda fe y devoción por la Santísima Virgen. A propósito, una de sus últimas creaciones está dedicada al Papa Francisco. Hace 21 años se radicó en Pehuajó y adoptó la ciudad como suya. Hacer poesías es su pasión, pero además hizo teatro, cine y radio. Se siente feliz y agradecido por el apoyo, el afecto y la comprensión de sus habitantes. Simple como su nombre y apellido. Humilde, comprensivo y cultor empedernido de la amistad.


Juan Ismael García (87) nació en Adolfo Alsina, luego se trasladó a Casbas y cuando cumplió con el servicio militar se radicó en Bonifacio. A Pehuajó llegó en el año 1992. “Vine porque me llamó una hermana. Después como tenía poca comodidad me fui a una pensión. Más adelante estuve doce años en el Hogar Sagrado Corazón y ahora en esta casa, muy bien gracias a Dios”.

García trabajó en distintos rubros: trabajador rural, mosaiquista y empleado de Loma Negra. “He hecho muchos trabajos en mi vida. De todo un poco”, asegura Juan. Pero el trabajo pasa a segundo plano, porque sus inclinaciones artísticas predominan en forma constante. “Cuando estaba LT22 –dice– estuve como tres años con “el Fogón de María Inés”. Iba a recitar, llegué a grabar un cassette. Cantaba y me acompañaba Antonio Narváez”.

La anécdota marca una de sus tantas experiencias culturales, pero la relación de Juan con la literatura comenzó desde niño. “Mi inclinación por escribir poesías es de toda la vida. La primera poesía que hice fue en una escuela para el día de la primavera. Yo escribía a mi manera, y como que no tenía una forma, no sabía combinar lo que hacía. Y ahí, un cantor que vino de Buenos Aires con el elenco de Radio Mitre, me enseñó cómo tenía que rimar, cómo componer”.

A pesar de su constancia y compromiso por aprender, Juan Ismael sufrió la desconsideración de los habitantes de Bonifacio. El escritor realizó más de cuatrocientos textos relacionados al mundial de fútbol de 1978 pero no logró la publicación en ningún ámbito de la localidad bonaerense.

“Tuve la mala suerte que en mi pueblo, Bonifacio, nunca me consideraron. En el 78 hice 404 cuartetas con todo el mundial de fútbol, partido lo partido. Lo ofrecí a varios pero nadie lo quiso publicar. Allí viven mis cuñadas y sobrinos. Para el centenario me pidieron que les hiciera una poesía sobre la laguna Alsina. Me vinieron a buscar. Fui, me dijeron que fuera por el escenario porque te vamos a hacer pasar la poesía. Fui y no pasó nada. Después me dijeron que sería en un almuerzo, pero tampoco pasó nada. Pasaron otros pero a mí no me llamaron. Entonces les dije a mis familiares que no me llamarás nunca más. A los quince días me llama la comisión para que vaya al cierre de los festejos. Les dije, que agradecía la atención, pero no voy”.

Tras sus malas experiencias en Bonifacio, García tendría una recepción diferente en su llegada a suelo pehuajense. El poeta sostiene que “acá en Pehuajó me relacioné enseguida. Fui al Centro de Jubilados y allí me relacioné con “Bocha” Pascual y luego con ella al Teatro Independiente. Hicimos muchas obras y participé en dos películas de Panchi Ananía, Cariños desde el Africa y Markarian 348”.

“Por eso digo que Pehuajó es mi segundo hogar y valoro a todos los que me han ayudado. Acá nunca hicieron distinción de nada ni de nadie. Todos me atendieron bien. Conservo diplomas y reconocimientos que me han dado. Donde me llamaron fui, me hicieron actuar y nunca tuvieron problemas. Por eso le estoy agradecido a Pehuajó, además siento el aprecio de todo el mundo. Tengo muchísimos amigos tanto de la clase media como de la pudiente. Esa es mi riqueza porque lo material no sirve para nada”.

Juan es miembro fundador y socio honorario del Círculo Literario de Escritores y Lectores Pehuajenses. Muchas de sus creaciones poéticas han sido editadas. “El primer libro que publiqué, me lo hizo editar la señora María Pía Biafore, y el otro libro me lo editó el payaso Santiago”, para quienes exterioriza su sincero agradecimiento.

Los días de Juan responden a una rutina propia de su edad. “Ahora me falla un poco la vista y muchas cosas no puedo hacer”, exclama con natural resignación. Consciente de sus limitaciones ha moderado su accionar, pero recorre distintos lugares, cultiva sus afectos y mantiene intacta la riqueza de su alma.

Nos vamos de la pensión, luego de compartir un placentero diálogo. Faltan horas para una nueva edición del superclásico de nuestro fútbol. Juan, además de ser hincha de Chevrolet, es boquense y en la despedida, después del gracias y el apretón de manos, afirma en voz baja: “¡Mañana gana Boca!”.

Y así fue. Juan tuvo otro domingo feliz, impregnado con los colores del cuadro de sus amores, un motivo más para seguir deshojando versos y poniendo una flor en cada poesía.

FRANCISCO PRIMERO

Hoy Latinoamérica canta su alegría
el sueño esperado al fin se cumplió,
porque un argentino fue nombrado Papa
en el Vaticano Dios lo consagró.

Desde la Argentina viajaste a Roma
en el Vaticano fuiste a votar,
y por mayoría allí te eligieron
y el sillón de Pedro feliz ocupas.

Tu bondad divina cruzó las fronteras
ya el mundo te ama con gran devoción.
Porque sos humilde, porque sos sencillo
Papa de los pobres, ternura y amor.

Francisco Primero por Dios elegido,
un largo camino vas a transitar.
Con estas palabras siempre a flor de labios
queridos hermanos recen por la paz.

Que el hombre comprenda que no es con la violencia
cómo se construye un mundo mejor
sino practicando con sabiduría
las sabias lecciones que en la Santa Biblia Jesús nos dejó.


“Soy soltero. Tengo tres hermanas, una está acá, otra en Daireaux y la otra vive en Pigüe. Acá estoy muy bien en esta pensión. Es gente muy buena. A esta señora (Rita) la conocí hace muchos años que la conocí en el Hogar Sagrado Corazón. Hicimos una linda amistad. Quizás algunos piensen otra cosa, pero no somos realmente amigos. La amistad es otro valor que en muchos se ha perdido. Nosotros nos ayudamos mutuamente. Así es la vida de uno”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario