Mirta Goldstein, la voz de Mones Cazón


Cantante, poeta y docente. Su dulce voz todavía vibra en el escenario del festival del pueblo. Mirta Goldstein vive en cada rincón de Mones Cazón. Se fue de gira el 28 de agosto de 2012, a los 68 años de edad. Fue una de las fundadoras de la Peña Los Amigos y pilar fundamental en la creación del encuentro cultural más importante de la localidad: Mones Cazón, un pueblo que canta y baila.

Dos personas que transitaron innumerable cantidad de momentos junto a Mirta, relataron a mirá quién era esa mujer que dejó un legado cultural enorme para todo el partido pehuajense. Las palabras de su amiga Iris Colagioia y de su compañera en su etapa como docente Mary Lescano describen y desnudan la personalidad de la Dama del Festival, de la Voz de Mones Cazón.

“Sinónimo de sencillez y humildad”

Por Mary Lescano

Agosto: mes del aniversario de Mones Cazón.
Agosto: mes elegido por Dios para llevar a Mirta Goldstein a su lado.

Mirta fue, sin duda, un pedacito de nuestro pueblo, al que amaba profundamente.

Como docente, fueron muchos los niños y jóvenes que tuvieron el placer de disfrutarla; como profesora de música, maestra y preceptora, en la Escuela Primaria, la Secundaria y el Jardín de Infantes. En este último se destacó por su capacidad de trabajo y colaboración desde los tiempos en que el Jardín no contaba con espacio físico propio, hasta que inauguró su anhelado edificio.

Dulce y paciente con los niños, solidaria con sus compañeras a tal punto, que no dudaba en cobijar en su casa a las maestras que venían de otros lugares.

Mirta fue sinónimo de sencillez y humildad, siempre dispuesta a escuchar los problemas de sus amigas, a los que aportaba una solución desde su espectacular sentido del humor.
Ese bendito humor le permitió afrontar una dura prueba: la progresiva pérdida de la vista que provocó su retiro del Jardín, pero no de las vidas de todos los que tuvimos la suerte de conocerla.

En su fiesta de despedida, todo el mundo estuvo presente; aún gente que vivía en ciudades lejanas, para testimoniarle su afecto.

La guitarra y el canto fueron su pasión y estuvieron presentes en cada momento de su vida.

Era la organizadora y el alma de las reuniones, por eso su partida dejó un espacio vacío en muchos ámbitos de Mones Cazón, de los que ella formaba parte.

Creemos que hay una frase que puede graficar en parte su personalidad: “Si quieres hallar en cualquier parte amistad, dulzura y poesía, llévalas contigo” (G.Duhamel)

¡Y Mirta las llevaba!

La luz del festival

Por Iris Colagioia
Mirta Goldstein, toda su vida dedicada a la música, al canto y por ende a la cultura.
Además de dedicarse a la docencia, también desde muy joven comenzó a familiarizarse con la guitarra, recibiéndose de profesora y volcando su conocimiento en niños y jóvenes de su pueblo y ciudades vecinas.

En su amor por la música y el canto, dotada de una inconfundible y privilegiada voz, identificada con el folklore y el tango se presentó en cuanto escenario la requería aportando todo su saber y sus ganas de transmitir su conocimiento en pos de la cultura.
Fue ese arte que la acompañó y le dio fuerzas en una larga etapa de su vida cuando perdió la visión.

Fundó “Peña Los Amigos” junto a un grupo de amigos del folklore en el año 1975, la rama cultural del Club Atlético Mones Cazón. Organización que desde el año 1995 lleva adelante el Festival de Tango y Folklore “Mones Cazón, Un Pueblo que Canta y Baila” y fue Mirta quién escribiera la letra de la Zamba del Festival con la música de Jorge y Mauro Mas.

Es autora también de varias obras, entre las que se cuentan, “El Duende Festivalero”; “Mis ojos ya no te ven”; la canción del Centenario de Mones Cazón y muchas más dedicadas a su familia, a la guitarra, a la comunidad.

Grabó dos CD: “Todavía Puedo” y “Vivencias”. Lo recaudado por venta de estas obras fue a beneficio del Hospital y de Peña Los Amigos respectivamente.

Hasta que su salud se lo permitió dirigió los cánticos en la parroquia. Las guitarreadas eran su predilección. En su casa, en el Club, después de los festivales, cualquier oportunidad era buena para tomar su guitarra y cantar.

En el año 2011, año del Centenario de Mones Cazón, cumplió “50 Años” con la música y fue elegida “Mujer del Año”. Siempre repetía: el folklore, la Peña y el Festival “Son mi Vida”. Eso la llevó a que la apodaran “La Dama del Festival”.

Dicen sus amigos “se fue de paseo”, tomó su guitarra y como un duende festivalero cada enero seguirá rondando por el escenario e iluminará con su brillo como tantas noches de festivales.

ZAMBA DEL FESTIVAL
No se que tienen las noches
Allá por fines de enero
El aire está perfumado
De guitarras y legüeros.

La luna muy asombrada
Ya nos comienza a alumbrar
Es la Peña Los Amigos
Que inaugura el festival

Estribillo:
Un lugar, Mones Cazón
Un Pueblo que Canta y Baila
Que lleva en su corazón
La música de la Patria.

Gauchos y chinas contentos
Están llegando al lugar
Y entre abrazos y saludos
Es la fiesta de hermandad.

Que lindo se ha puesto el pago
Que lindo está el festival
Pañuelos blancos y azules
Nos invitan a bailar.

Letra: Mirta Ines Goldstein
Música: Jorge Alberto Mas - Mauro H. Mas
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario