Prevención de lesiones musculares

Los atletas y demás personas que practican ejercicio están en constante riesgo de sufrir lesiones. Afortunadamente hay lesiones que se pueden prevenir, pero existen otras que dado la naturaleza del deporte que se practica, son difíciles de evitar. Por ejemplo, en los deportes de contacto ocurren muchas lesiones cuando chocan los atletas y estas lesiones son difíciles de evitar. Hay varias formas de minimizar el riesgo de lesión en sus atletas. Aquí se presenta una guía de los puntos más importantes que deben ser tomados en consideración para evitar lesiones en todos los deportes.

EQUIPO PROTECTOR
Algunos deportes deben practicarse utilizando ciertos aditamentos, vestimentas y equipo protector. El material del cual están hechos los equipos protectores está constantemente siendo mejorado con el propósito de brindarle la mayor protección posible al atleta. Esto con el fin de minimizar el riesgo de lesión. El entrenador debe asegurarse de que el atleta use siempre el equipo protector, que éste sea de la mejor calidad y del tamaño adecuado. Hay que tomar en cuenta que la mejor inversión del atleta es en sí mismo.

CALENTAMIENTO Y ENFRIAMIENTO
Antes de comenzar el entrenamiento o la competencia, el atleta debe tener un periodo de preparación en el cual se ponga todo el organismo a trabajar a baja intensidad y así ir preparando el cuerpo para la actividad más intensa. En la práctica el 60 a 70% de las lesiones están relacionadas a la falta de calentamiento. El periodo de calentamiento debe ser de aproximadamente diez a veinte minutos de duración, y debe incluir una carrera corta a baja intensidad seguida de ejercicios de estiramiento. Estos ejercicios pueden comenzar en el tronco superior y terminar en el tronco inferior.

Por ejemplo, el atleta puede comenzar estirando el cuello y de ahí continuar hacia abajo con hombros, brazos, etc.., para terminar en los tobillos y pies. Este calentamiento logra que el sistema muscular comience a demandar un aporte sanguíneo mayor. Luego de los ejercicios de estiramiento se puede aumentar la intensidad haciendo una carrera más rápida y ejercicios calisténicos. El atleta debe tomarse el pulso durante la sesión de calentamiento. Un pulso de 120 latidos por minuto indica que ya está listo para llevar a cabo un ejercicio mas intenso con los ejercicios específicos del deporte particular.

Al final de la sesión de entrenamiento, el atleta debe efectuar un periodo de enfriamiento donde se incluyan ejercicios de estiramiento y se vaya reduciendo poco a poco el pulso. Esto ayudará a que se redistribuya el flujo de sangre para evitar desmayos y también evitar las lesiones que en ocasiones ocurren cuando se detiene abruptamente la sesión de ejercicio. El periodo de enfriamiento puede ser de cinco a diez minutos de duración. Los ejercicios de estiramiento pueden hacerse en el orden inverso en el que se hicieron en el periodo de calentamiento

NIVEL DE CONDICIÓN FÍSICA
Muchas lesiones deportivas ocurren en atletas que quieren ejecutar a un nivel para el cual no están físicamente preparados. Se recomienda que el atleta tenga una evaluación médica y fisiológica al inicio de la temporada, para que el entrenador conozca su condición física inicial y vaya trabajando progresivamente para mejorarla. Un buen programa de acondicionamiento físico debe incluir sesiones de ejercicio aeróbico y trabajo con pesas, de tres a cinco veces por semana. La intensidad de las sesiones será diferente de acuerdo al estado inicial del atleta y debe variase progresivamente. Un fisiólogo del ejercicio puede trabajar en unión al entrenador para desarrollar un buen plan de acondicionamiento físico de acuerdo a la especialidad deportiva.

Fuente: www.comotedeje.com
Espacio auspiciado por Angelo Cipolat / Gimnasio Perfect form

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario