Los Villanueva por el camino que abrió José

Mitre y Gutiérrez es la Esquina del Queso. A una cuadra de Plaza Rocha y con un estilo inconfundible, acaba de cumplir tres años de existencia con auspiciosos resultados, ofreciendo una amplia variedad de fiambres y todos sus derivados.

José Villanueva, propietario del comercio, expresa que “el emprendimiento se originó con la idea de mi ex socio Fernando Maderna. Él entendía de quesos y yo conociendo el rubro ya que mi padre tuvo “El Chancho Rengo” y un par de fiambrerías. Nos entusiasmamos porque nos parecía que en Pehuajó hacia falta un lugar que vendan todo tipo de fiambres, quesos y todo tipo de delicateses tipo gourmet que no se conseguían acá”.

El pasado 28 de noviembre, día del aniversario, compartimos el grato “cumple” junto a José, su hermano Carlos, su mamá Mirta y Evangelina Barceló, empleada y colaboradora de la casa.

Villanueva analiza la trayectoria del comercio y asegura que el balance es “altamente positivo”. “El negocio creció mucho en lo económico como también en la clientela y en los productos que ofrecemos. Esperamos seguir así y satisfacer en todo en lo que podamos a nuestra clientela con la cual estamos agradecidos”, cuentan los hijos de José Villanueva, cuyo recuerdo es inevitable. Fue impulsor de emprendimientos similares, dejando una huella abierta que felizmente hoy profundizan sus hijos.

Al referirse a sus clientes, José afirma que han logrado fidelidad en un gran número de pehuajenses pero que a su vez día a día se suman nuevos compradores. Al mismo tiempo que se renueva y crece la clientela, también han logrado incorporar nuevos rubros a su oferta comercial. “Desde que abrimos hace tres años atrás incorporamos una cantidad de productos que era impensada cuando pensábamos abrir”, comenta Villanueva, y agrega que ahora pueden ofrecer “productos de almacén, helados, bebidas alcohólicas, dulces; y diferentes tipos salsas tipo gourmet”.

“Agregamos todo lo que la gente nos pide y sugiere. En ese sentido somos muy abiertos a las críticas y a lo que necesiten en general”, explica y no se olvida de sus clientes y allegados que hacen posible el éxito del comercio: “Quiero agradecer a toda la clientela, a mi ex socio Fernando ya que hace un año me quedé yo con el negocio y él me ayudo a formarlo. También agradezco, a mi familia, a mi hermano y madre que están conmigo día a día en el negocio haciendo un esfuerzo terrible para mantener y mejorar esto”.

Y al hacer públicas nuestras congratulaciones, nos permitimos agregar que el esfuerzo familiar que realizan se traduce en frutos que realmente merecen y honran, desde esa esquina impregnada de exquisiteces y eficiente atención, la memoria de “papá José”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario