Para proteger a sus mascotas del invierno

Hay algunos detalles para tener en cuenta. Son muy importantes ya que en ocasiones les ayudan a evitar ciertas enfermedades al igual que se evita ser trasmisoras de las mismas.

Mantenga su gato dentro de su casa. Por su naturaleza, los gatos prefieren el aire libre, los felinos se pueden congelar fácilmente en el invierno. Además los gatos callejeros pueden trasmitir enfermedades infecciosas, como la rabia, a otros gatos, perros y animales domésticos.

Durante el invierno, los gatos suelen dormir bajo el motor de los coches. Por lo que hay que tener especial cuidado cuando el vehiculo arranca, para que el gato no sea herido o muerto por la correa del ventilador. Una buena medida es golpear el capot del coche con fuerza antes de arrancar el motor.
En cuanto a los cuidados de los perros:



Nunca lo deje sin identificación, el invierno es la estación donde más perros se pierden de todo el año.

Luego de una salida limpie completamente las piernas y el estómago de su perro de los residuos que deja el invierno. También revise las almohadillas de las patas que pueden sangrar por el hielo incrustado.

Nunca afeite el pelo de su perro en invierno, por mal que este se encuentre. Esa capa de sobrepelo es la que justamente lo protege del frío.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario