Se justifican tantas construcciones en Pehuajó?

La permanentes construcciones con destino a alquiler, ya sea para vivienda o emprendimientos comerciales, desde hace bastante tiempo es motivo de comentarios en nuestra ciudad. Con la intención de obtener una opinión autorizada con relación al tema, recurrimos al señor Roberto Mandrino, conocido convecino dedicado a los negocios inmobiliarios. Una sola pregunta para satisfacer la inquietud: ¿Se justifica la construcción de tantos inmuebles en Pehuajó, con destino a alquiler para vivienda y comercios? Y una respuesta precisa y contundente: “La respuesta tiene carácter de opinión. Es decir materia opinable; y como tal, rebatible, objetable, porque conlleva buena dosis de subjetividad. Los Martilleros y Corredores Públicos somos profesionales del mercado, pero de allí a arrogarnos la condición de “desarrolladores de tendencias” es una distancia a la cual no me animo, ni por asomo, a recorrer. Creo que hay un sector de la población que tiene un flujo de capital líquido, y como tal, con necesidad de efectuar inversiones que aseguren ese capital y que, además, proporcionen renta. Es también una tendencia clásica, aunque menos arraigada hoy, a emprender aquellos desafíos que parecen más cercanos, conocidos y fáciles de desarrollar. En ese contexto, la construcción de bienes inmuebles para renta, es uno de los más acequibles, y por ser una comunidad todavía pequeña, uno de los pocos emprendimientos que suele tener a mano el inversor que ya ha agotado la capacidad de invertir en sus rubros habituales. Ahora, analizar si lo que hoy aparece como buen negocio y con perspectiva, lo seguirá siendo a futuro, depende mucho de lo infalible que resulte el búho que se tiene en el hombro. Me inclino a pensar que, mientras las políticas de Estado resulten insuficientes en materia de viviendas sociales, la demanda de locaciones habrá de sostenerse y hasta de crecer... Ahora bien, el acompañamiento de la capacidad adquisitiva que ostente ese sector demandante para hacer frente al costo de la renta, ya depende de una buena serie de otros factores. Deseo, entonces, concluir esta pequeña reflexión, a la pregunta de inicio, diciendo: Creo que se justifica, en tanto y en cuanto el inversor tenga claro que: Primero, el capital en inmuebles siempre se sostiene en el largo plazo, pero no es para “entrar y/o salir” en tiempo y gusto a piacere, como si fuese un capital especulativo, y segundo, ya sea por el crecimiento de barrios sociales, si los hubiera, o por el deterioro del poder adquisitivo de los demandantes, cuando oferta y demanda tienden a equilibrarse, se va a rentar con mayor prioridad lo de mejor ubicación y calidad, y en muchos casos habrá que prever precios accesibles al mercado, o ser concientes de la factibilidad de atravesar períodos con lucro cesante”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario