De sortijas y alambres, al bypass y la camilla automática

Más curiosidades acerca de inventos argentinos de acuerdo a una investigación etnográfica realizada por Luciano Echeto. Dibujos animados, bypass, camilla 
automática, semáforo para ciegos, alambre de púa, entre otros.



INVENTOS ARGENTINOS (última parte)

Dibujos animados: el caricaturista Quirino Cristiani fue quien realizó, en el año 1917, el primer largometraje denominado “El apóstol”, una sátira animada que redactaba la vida de Hipólito Yrigoyen, proyectándose en todo el país. Posteriormente, en 1930, creó” (largometraje de animación sonora).


Bypass: René Favaloro creó en el año 1967, la intervención quirúrgica para tratar obstrucciones del corazón (con el fin de normalizar la oxigenación y nutrición del órgano), método utilizado mundialmente hasta la actualidad. Paradójicamente el doctor muere de un disparo en el corazón.

Tapa de rosca: inventada en el año 1968 por Jorge Weber. Logra que la botella quede cerrada de modo hermético y seguro. El producto generó que al girar la tapa, la misma se corte y se abre.


Corrida de sortija: deriva de un deporte que se realizaba en España durante la Edad Media, en la cual los jugadores intentaban atravesar en la punta de una lanza, una sortija, corriendo a caballo. Posteriormente los gauchos bonaerenses le anexaron cambios, haciéndolo típico del campo argentino.

Alambre de púas: utilizado en incontables regiones. El mencionado elemento fue innovado por José Glidden, con el objetivo de cuidar su casa precisamente de los perros que le pisaban y defecaban las flores. Luego se propagaron los usos que hoy conocemos.


Dogo argentino: junto al perro pila argentino, es la raza nacional que no se extinguió (como lamentablemente ocurrió con el perro polar argentino y el perro de pelea cordobés). Creada por el médico Antonio Martínez, se considera la raza más difundida en el mundo.


Camilla automática: en el año 1994, Claudio Blotta inventa la denominada camilla automática de emergencia, efectuada para el correcto alzamiento de heridos. También patentó una compactadora de residuos, instrumentos de precisión y aparatos de gimnasia.


Semáforo para ciegos: el aparato extraordinario expone diferentes sonidos conforme a si la persona debe detenerse o posee vía libre, para cruzar la calle (señal sonora entrecortada o continua). En el año 1983, lo patenta el tucumano Mario Dávila.

Autor: especialista Luciano Echeto.



Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario