Santa Rosa: “Encendida en el amor a Dios"

El ermita en Pehuajó, la capilla en Magdala, el por qué de la tormenta de Santa Rosa y una bella oración para adherir a la celebración.



Pehuajó honra a la Santa Patrona de América en nuestra ciudad y en la localidad de Magdala. En Pehuajó, los devotos de la Santa Rosa tienen su ermita en la calle Leopoldo Altés entre Esteban Echeverría y Aristóbulo Del Valle, y en la localidad de Magdala se encuentra el templo que lleva su nombre siendo además la Santa Patrona del citado pueblo de nuestros distrito.

Al celebrarse en la fecha su festividad, estimamos oportuna la referencia y la exaltación de estos ámbitos de fe, como adhesión y sincero homenaje.


LA ERMITA EN PEHUAJÓ
Fue construida hace veintidos años por iniciativa de vecinos de la ciudad. El terreno fue donado el vecino Marcelino Martínez y su esposa, Virginia Rodríguez, con la intención de honrar a la santísima Virgen y generar la creación de un salón comunitario.

El lugar sigue vigente bajo la custodia y mantenimiento de los hermanos Rubén, Elsa, Roberto, Susana y Raúl Martínez, con el apoyo de los hijos de Don Marcelino.

Los hermanos Martinez llevan a cabo su tarea con verdadera entrega y amor, complacidos de ayudar al mantenimiento del sagrado lugar, abierto a toda la comunidad.

El venidero 5 de septiembre se cumplen 22 años de la habilitación de la Ermita.


LA CAPILLA DE MAGDALA

El terreno fue donado por la familia Poggio y la construcción edilicia estuvo a cargo de los Sres. Figueras y Manfrini. Primero funcionó como biblioteca comunitaria. Luho ante el deseo compartido de tener una capilla en la localidad, se formó una comisión Pro- templo integrada por un grupo de vecinas.

El 30 de agosto de 1934 fue inaugurada bajo la advocación de Santa Rosa de Lima , patrona de América latina, merced al impuso conferido por el Padre Francisco Ulrich. La imagen fue traida Sara Vivanco de Noccetti y apadrinaron la inauguración, Mario Mayor Diaz y Sra. y el matrimonio Elelou, siendo padrinos del nuevo templo el Sr. Poggio y Sara de Nocetti.

Durante 85 años el servicio de la Capilla ha cumplido con los requerimientos de la feligresía católica magdalense y zona rural aledaña. Anualmente, la celebración patronal renueva la fe y el compromiso para con el templo que honra a la Patrona de localidad y de América.


CELEBRACIONES
Este viernes 30, en la ermita y oratorio de la calle Altés se celebró la Santa Misa en honor de Santa Rosa.  Mañana sábado 31, en la capilla de Magdala, a partir de las 16 horas, se realizan los actos religiosos y comunitario en honor de la Santa Patrona, con la adhesión de distintos sectores de esa población y localidades vecinas.



ORACIÓN
"¡Oh flor la más hermosa y delicada que ha producido la tierra americana!, portento de la gracia y modelo de las almas que desean seguir de cerca las huellas del Divino Maestro, obtened para nosotros las bendiciones del Señor. Proteged a la Iglesia, sostened a las almas buenas y apartad del pueblo cristiano las tinieblas de los errores para que brille siempre majestuosa la luz de la Fe y para que Jesús, vida nuestra, reine en las inteligencias de todos los hombres y nos admita algún día en su eterna y dichosa mansión. Amén".







TORMENTA DE SANTA ROSA

La tormenta de Santa Rosa o temporal de Santa Rosa es una expresión popular para nombrar un temporal que se desarrolla en el hemisferio sur alrededor del 30 de agosto, fecha que corresponde a la celebración de Santa Rosa de Lima.

En 1615, en la ciudad peruana de Lima, una religiosa beata conocida como Rosa (Isabel Flores de Oliva, 1586-†1617), encabeza una rogativa ante el posible desembarco de naves de holandeses que ya habían asaltado el puerto vecino de El Callao. Sin previo aviso, una gran tormenta impidió a las embarcaciones acercarse a tierra y de esta manera, la ciudad de Lima quedó salva. Los creyentes comenzaron a atribuir la presencia de la tormenta al poder místico de Rosa.

Esta leyenda se popularizó en Argentina, especialmente en la zona del Río de la Plata, en Córdoba y en la región de Cuyo. En la provincia de Mendoza, uno de sus departamentos lleva su nombre, pese a que es una región realmente seca, y es muy poco frecuente que la tormenta se produzca allí.

Si bien se espera que la tormenta de Santa Rosa sea el mismo 30 de agosto, fecha de la patrona, de acuerdo a registros del Servicio Meteorológico Nacional Argentino(SMN) desde 1906, en sólo nueve oportunidades la tormenta coincidió con esa fecha.

De todos modos, los meteorólogos realizaron estudios que niegan que las tormentas desatadas en ese período sean las más intensas. Asimismo, un análisis estadístico realizado para la Ciudad de Buenos Aires entre los años 1870 y 2004 reveló que sólo en el 12 por ciento de los casos se pudieron verificar tormentas entre los cinco días antes y los cinco días después del 30 de agosto.

Una cuestión climática
Según los meteorólogos, durante el invierno no suelen ocurrir tormentas dado que, para su desarrollo, se requiere la concurrencia de ciertas condiciones atmosféricas y energéticas que son más propias de la primavera y el verano. Sin embargo, al aproximarnos al equinoccio de primavera del Hemisferio Sur, el acercamiento paulatino de la Tierra al Sol produce importantes cambios en la circulación atmosférica regional para fines de agosto. La presencia de aire cálido y húmedo proveniente del norte, sumado al aumento de la radiación solar sobre el suelo y a la entrada de perturbaciones sinópticas desde el oeste, puede dar lugar a la aparición del fenómeno de tormenta al final del invierno, en fechas cercanas al 30 de agosto.

Eso explicaría la regularidad del fenómeno y que por la fecha en que se produce sea atribuido a Santa Rosa de Lima.
Fuente: Mitos y Leyendas - http://www.cuco.com.ar




Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario