Supersticiones y buenos augurios

BÚHO (Tyto furcata), otro de los habitantes muy conocidos en toda la región. Ave rapaz y silenciosa que motiva dispares reacciones. Precisiones del especialista Luciano Echeto para conocerla mejor.

OTROS NOMBRES: lechuza de campanario, lechuza común, lechuza de galpón, lechuza, lechuzón, búho blanco.

DESCRIPCIÓN: solitaria rapaz que habita todos los continentes y toda la Argentina. Parte superior del cuerpo dorada intercalada de grises. Pecho y vientre blancos con manchitas grises. Cara con disco facial en forma de corazón, destacándose los ojos oscuros bordeados de pequeñas plumas marrones. De hábitos nocturnos, crepusculares y vuelo muy silencioso. Emite un grito lastimero.

ALIMENTACIÓN: consume principalmente roedores (muchos ratones), pájaros, lagartijas, insectos y ranas. Las partes duras de sus presas, como huesos, las regurgita en forma de bolos al no digerirlas.

HÁBITAT: vive en bosques abiertos, arboledas, estepas, acantilados, zonas rurales y urbanas.

REPRODUCCIÓN: anida en estructuras realizadas por el hombre (campanarios, galpones, etc), ocasionalmente en huecos de árboles y cuevas. Cría en cualquier época del año y pone generalmente de 3 a 8 huevos incubados durante un mes. Los pichones se alejan de sus padres a los 3 meses de vida.

MITOS Y CREENCIAS: es víctima de muchas supersticiones a causa de su apariencia fantasmal, sus chillidos y por posarse en campanarios de iglesias. Múltiples creencias la vinculan con las brujas, lo oculto, la magia, hechicería, artes adivinatorias y la muerte. Pero otras culturas creen que ver un búho, es símbolo de buen augurio, de orientación; que es un espíritu de la mujer sagrada y un ser sabio. También se asegura que verlos en tiempos de cosecha significa que esta va a ser buena.

IMPORTANCIA: algunos productores fomentan la nidificación del ave para controlar las ratas, ratones y lauchas. Mantiene el equilibrio ecológico, es primordial dentro del ecosistema y posee una belleza única.

AUTOR: especialista Luciano Echeto
FOTO: Mauricio Lescano
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario