Experimentar lo maravilloso del deporte

Protagonista de competencias pedestres callejeras, maratón, rural bike, ciclismo, duatlón y triatlón. Sus experiencias, expectativas y su convicción de aprovechar las distintas alternativas para dejar el sedentarismo y disfrutar actividades deportivas tanto competitivas como recreativas.

Javier Alaimo (41) fue alumno del Colegio San José y cursó la secundaria en el Colegio Nacional. Se capacitó en marketing y se desempeña como trabajador independiente en logística y distribución de publicidad para distintas empresas comerciales. Hace más de tres décadas, un día le prestan una bicicleta y se despierta su vocación por el quehacer deportivo.
“Creo que fue gracias a mi papá, el día que me prestó una bicicleta de ruta, a los 12 o 13 años, si bien yo me dedicaba al fútbol, como casi todos los chicos a esa edad. Pero siempre me llamo la atención el ciclismo, pero todavía a esa edad y con la poca información que había sobre pruebas combinadas, como el duatlón y el triatlón, no se me cruzaba por la cabeza realizar estas actividades”.
En la actualidad forma parte del grupo de pehuajenses que compiten en rural bike, ciclismo, carreras pedestres, media maratón, duatlón y triatlón. En los últimos tiempos, fruto de su dedicación y de sus condiciones, cumple meritoria labor. “La verdad, que a la hora evaluar los resultados obtenidos, casi siempre fueron positivos. Me dejan muy conforme. Creo que en estas pruebas, sobre todo las combinadas, cuando uno está en la línea de largada, no sabe que resultado obtendrá, pero últimamente, casi siempre me ha tocado disputar los primeros lugares, así que, señal que vamos bien”, acota modestamente Javier.
Y justamente con relación a los logros alcanzados, le preguntamos si ¿hay alguno que te satisfaga más que otro?: “Hay dos uno el 3° lugar obtenido en el campeonato ''6 ciudades'' de Triatlón Rural (2016-2017) y salir Campeón de Duatlon 2015 donde corrí con una lesión, gran parte del mismo”.

EL CUERPO RESPONDE
Sobrellevar tan sacrificada actividad tiene sus particularidades. “Hoy por hoy, como está la situación económica del país el principal problema, para un triatleta amateur, como es mi caso, es lo económico, afrontar viajes, nutrición (alimentación), indumentaria y ni hablar de las inscripciones”. Y en referencia al esfuerzo que representa mantener el nivel, señala: “Con respecto al entrenamiento, entreno entre 18 y 20 horas semanales, donde meto secciones de natación, ciclismo y pedetrismo. Hay semanas tranquilas y semanas duras donde entrenas fuerte, pero hasta ahora -enfatiza- el cuerpo responde”.
Alaimo, como otros deportistas locales, valora el crecimiento de la disciplina en nuestra ciudad. “La verdad, que da gusto ver a la gente hacer actividad física. Si bien esto se incrementa y se ve más en primavera y verano, creo que la gente va tomando conciencia que debe dejar el sedentarismo y realizar alguna actividad física. Y hoy tenemos muchas alternativas, como la pista de ciclismo, la pileta climatizada que te permite estar en actividad todo el año, los clubes, gimnasios, etc,”.

DESEOS Y OBJETIVOS
Como acontece en toda práctica deportiva es vital la adhesión del entorno familiar. Javier considera que “El rol de la familia es fundamental para un deportista. Ellos tienen que ser tu principal ''hinchada''. En mi caso cuando pueden acompañan. Otras veces por razones económicas voy sólo o con amigos”.

A modo de consejo para quienes desean comenzar estas actividades deportivas y de pronto la decisión cuesta tomarla, Alaimo afirma: “Si tuviera que aconsejar a alguien que desea iniciarse, le diría que empiece con un chequeo médico, una vez que le den el apto físico que empiece a buscar un preparador físico y experimentar lo maravilloso del deporte, ya sea recreativo o competitivo”.
Al autoevaluarse, manifiesta: “Estoy conforme en lo deportivo. Es difícil llevar todo el año un nivel parejo como en el 2017, pero mientras pueda voy a dar batalla y tratar de dejar a Pehuajó lo más arriba posible en cada competencia”. Y en la relación al futuro, nos dice: “Los proyectos u objetivos deportivos son terminar está temporada de triatlón de la mejor manera posible y tratar de estar presente en algún medio IRONMAN (pruebas más exigentes en triatlón). También otro de los objetivos personales es realizar el curso de entrenador de triatlón que dicta FAT (Federación Argentina de Triatlón).
Concluimos el encuentro y nos hacemos eco de sus expresiones de reconocimiento: “Agradezco a aquellos que siempre me dieron una mano, a mi familia, a mi Papá Carlos, a María Julia Martínez y Julio, a Franco que me cede las instalaciones de gimnasio para entrenar, a la gente de la pileta climatizada que muy bien te reciben a la hora de ir a entrenar”.
Javier Alaimo, otro de los exponentes de una actividad deportiva donde prevalece el esfuerzo y el sacrificio en todos sus matices. Otro pehuajense que siente y ama lo que hace y siempre trata de honrar su querido Pehuajó.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario