“El jardín fue todo, mi vida, mi segundo hogar”

Fue una de los principales puntales del Jardín de Infantes N° 901 durante más de treinta años. Dejó su huella como docente y directiva. Siempre sonriente, feliz y compañera de sus niños. Toda la comunidad recuerda y valora su actividad en la institución. Hoy, a una década de jubilarse, recuerda sus inicios y transmite su amor por su querido jardín,su segunda casa.

María Agustina Díaz Uhualde (69) cursó sus estudios en la Escuela Normal Mixta y en el Instituto Superior de Formación Docente N°13 de Pehuajó. Obtuvo su título de maestra en 1965 y tras su egreso comenzó a realizar suplencias en varias escuelas de la localidad, siempre en grados primeros. Como todo inicio de actividad, los primeros momentos fueron “con un poco de temor e incertidumbre”.

“Era muy joven y debía enfrentarme a chicos grandes pero todo lo fui superando porque cuando hay ganas de enseñar las cosas se tornan más fáciles”, rememora la docente, y afirma que “de esa época conservo bellísimos recuerdos y, a pesar del tiempo transcurrido, aún mantengo estrecho contacto con buena parte de mis alumnos, hoy, hombres y mujeres de bien”.

Si bien comenzó su trayectoria como docente en escuelas primarias, su extensa y rica carrera profesional sería en una de las instituciones educativas de preinicial con más historia en nuestro distrito. Hablamos del Jardín de Infantes N° 901 “Paula de Albarracín de Sarmiento”, que hace acaba de festejar sus primeros 75 años de vida.

Agustina llegó al “querido jardín” cuando éste todavía estaba ubicado en calle Mitre 36 a metros de la Estación de Trenes -hoy en Mansilla 359-. En sus primeros años, tuvo como directora y vicedirectora a Nora y Chuna Pérez Issa. “Con ellas aprendí a amar mi profesión y a educar”, afirma la hoy jubilada docente.

En el 901, trabajó durante casi 34 años hasta su jubilación en 2003. Todo un récord para nuestro distrito. Durante las más de tres décadas fue su único trabajo. “El jardín fue todo para mí; mi vida, mi segundo hogar. Siempre fuimos un grupo docente muy unido y respaldado por una maravillosa comunidad educativa que hoy en día me hace sentir su enorme cariño”.

“Mi despedida fue una de los mejores recuerdos que atesoro. Mis compañeras trabajaron y se esmeraron muchísimo sin descuidar detalle alguno. Concurrieron autoridades, escuelas con los cuales trabajábamos, ex alumnos, padres y docentes. Cada uno hizo su aporte con alguna representación y eso me llena de orgullo y emoción porque sentí que dejaba una huella profunda en el corazón de muchos”, expresa Díaz de Uhalde a Mirá.

A tres años de jubilarse, Agustina se siente feliz por el trabajo realizado y recuerda con mucho cariño a cada uno de los niños, docentes y familias que pasaron por el jardín: “Fue un lugar de trabajo inolvidable con gente trabajadora, cálida, sentido del humor, responsable. Nos apoyábamos entre todas y así fue que formamos un grupo muy estrecho y unido”.

“Para finalizar sólo puedo decir que el jardín sigue conservando ese espíritu de unión y solidaridad, que siempre lo caracterizó y eso se vio reflejado en el festejo de sus 75 años donde padres y docentes hicimos que fuera una verdadera fiesta dejando bien alto el nombre de la institución que marcó un hito en esta comunidad”, culmina.


¿Sabías que?
*La primera dirección del jardín 901 fue en del Valle 550. Y que fue creado anexo a la Escuela Municipal.
*El primer Director fue el señor Aníbal Ortega, brillante docente y artista plástico pehuajense.
*Las salas estaban decoradas con dibujos de Walt Disney confeccionadas por él mismo.
*El Jardín N°901 también funcionó en el “Jardín de la Estación”, donde hoy funciona el Jardín de Infantes 908.
*El Jardín inaugura su nuevo y actual edificio en Mansilla 359, el 14 de Marzo de 1981.
*En la institución se conserva un retoño de la higuera original de la casa de Sarmiento.
*En el jardín desarrolló toda su carrera docente de 33 años en la misma Institución, la docente Agustina Díaz, siendo la única en el distrito que lo consigue.
*Las paredes del patio mayor se encuentran decoradas a partir de un proyecto “contemos en murales”, con escenas de distintos cuentos, trabajo conjunto entre niños, docentes y familias.
*El Jardín cuenta con sala maternal en turno vespertino, un espacio que alberga niños desde 45 días a 2 años.
*Desde hace 4 años se está trabajando un proyecto de reciclado, en donde se involucra toda la comunidad educativa. Se realizó una casa de botellas, un árbol navideño con CDs, un ángel con fondos de botellas y actualmente se realiza un mural confeccionado íntegramente de tapitas.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario