Sexología y sexualidad, no son lo mismo

La sexología es el estudio sistemático de la sexualidad humana y de las cuestiones que se relacionan con ella. Es el estudio de la vida sexual humana desde un punto de vista fisiológico, social y psicológico, en el cual participan un gran número de disciplinas y especialidades médicas y humanísticas, abarcando así todos los aspectos de la sexualidad.

Hasta los años 40, no se había incorporado el tema sexual como rutina del interrogatorio médico en la consulta. No se lo consideraba una enfermedad, ni siquiera como una alteración pasible de ser respetada como dolencia. Simplemente se le indicaba al paciente que se tranquilice y en el mejor de los casos, ingiera algún brebaje mágico cuando se tornaba insistente.

Enfermedad era la tuberculosis, los problemas cardíacos, neumonías y tumores. Todo ello exclusivamente cuando se trataba de los hombres, porque las mujeres no estaban consideradas como pasibles de sufrir afecciones relacionadas con la cosa sexual. Pero, por suerte la historia de las ciencias no enseña que cada vez que se avanzó fue como consecuencia de algún investigador que aportó ideas nuevas, o sea “un pero”. Alguien que objetaba y proponía puntos de vista diferentes a los vigentes en el momento.

Así fue que el Dr. Alfred Kinsey quebró la quietud de la cosa asumida instalando nuevos puntos de vista sobre el estudio, consideración y tratamiento de la problemática sexual de nosotros: los humanos. El Dr. Kinsey revolucionó el estudio de la sexualidad humana, recolectando datos de la población estadounidense con la que elabora “Los Informes Kinsey”, dos famosos manuales acerca de la sexualidad. “El comportamiento sexual en el hombre” fue publicado en 1948 y “Comportamiento sexual en la mujer” en 1953.

Más adelante, en las décadas del 60 y 70, William Masters (médico ginecólogo) y Virginia Johnson (psicóloga) se dedican a observar y estudiar miles de respuestas sexuales humanas en un marco académico, con las que elaboran su libro “La respuesta sexual humana”. También realizan avances en las aproximaciones terapéuticas a las disfunciones sexuales, tales como la eyaculación precoz, la disfunción eréctil y otras.

En 1974, otra investigadora, Helen Kaplan, publicó su libro “La nueva terapia sexual”, en el que profundiza y avanza sobre las terapias descritas por Masters y Johnson, ideando terapias breves y de alta efectividad para los trastornos sexuales. Estas publicaciones hoy en día son ejemplares infaltables en la biblioteca de todo sexólogo.

Hasta ahí tratamos de redondear el concepto de una ciencia que se dedica al estudio de los problemas de sexo, como dijimos al principio. En una próxima entrega, comenzaremos a profundizar el tema y aportar precisiones. Así, poco a poco, nos iremos adentrando el laberinto de los problemas sexuales que afectan tanto a hombres como a las mujeres. Trataremos afecciones frecuentes como los problemas de erección o eyaculación precoz en los hombres o la disminución de la actitud sexual en las mujeres. Desde ya. Bienvenidas todas las consultas que deseen formular. Hasta la próxima.

Colaboración de Dr. Ernesto Echeverría
MN 115.123 - Urólogo- sexólogo
San José 674, Buenos Aires - 011 15 5643 1165
echevepio45@hotmail.com
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario