La actividad física durante el verano

El verano es la época del año en la que nos encontramos con más posibilidades de realizar algún tipo de actividad física, ya que durante esta época del año hay más horas de luz solar y disponemos de más tiempo libre.

Los principales consejos para realizar actividad física durante esta época del año son:

- No comer tres horas antes de iniciar la actividad.
- El mecanismo de la sed es un estímulo que aparece con demora, cuando se siente, hay ya algún nivel de deshidratación en el organismo. Por lo tanto, hay que tomar agua antes de que la se aparezca. Esto significa hidratarse durante y después de hacer gimnasia. Lo ideal es un cuarto litro o un vaso de agua cada 15 o 20 minutos.
- No tomar bebidas alcohólicas, Éstas que estimulan la diuresis y aumentan el riesgo de deshidratación.
- Cada persona puede alcanzar determinada frecuencia cardíaca de acuerdo con su edad y condición física. Por eso es importante realizar controles médicos y entrenar bajo supervisión.
- En verano, durante días calurosos, conviene realizar actividad física a la mañana o a la noche, y no en los momentos de mayor temperatura.
- Cuando se siente que el ejercicio es algo intenso, quiere decir que se llegó al límite aeróbico habitual.
- En el caso de que usted sea un fumador, evite hacerlo desde dos horas antes hasta una hora después de practicar un deporte.
- Síntomas que bajo ningún concepto deben desatenderse: dolor torácico o epigástrico (en la parte superior del estómago), debilidad inexplicable o pérdida de conocimiento. En estos casos debe suspenderse la actividad física y no retomarla hasta no ser evaluado por un especialista.
- Quien tuvo un golpe de calor tiene un riesgo aumentado de repetirlo. Sin tratamiento, es un cuadro de alta mortalidad.
Para iniciar o reanudar el entrenamiento, se aconseja una lenta progresión que privilegia el aumento de repeticiones por sobre la intensidad.
Angelo Cipolat / Gimnasio “Perfect Form”
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario