“Acude gente del barrio y de distintos lugares”

El emprendimiento instalado en uno de los progresistas barrios de la ciudad, acaba de cumplir dos años de vida. Sandra Porfiri, responsable del mismo, realiza una evaluación y se manifiesta conforme y agradecida por la respuesta recibida por parte de clientes y amigos.

Sandra evoca sus inicios con la venta de lencería puerta a puerta, modalidad que generó una clientela y estimuló para abrir el local, donde al rubro inicial de lencería le agregó accesorios en forma paulatina.

Además, recuerda que la apertura surgió en un momento triste, luego de la desaparición de su padre. No obstante el aspecto emocional, asumió el desafío de encarar el negocio propio. En tal sentido, señala “si bien una amiga me acompañó y que le agradezco el enseñarme el camino o como quieras llamarlo. Y quiero destacarla, fue Andrea Menéndez”.

El hecho de estar el negocio radicado en un barrio, implica que “los clientes acuden de distintos lugares y los resultados obtenidos son buenos”, sostiene Sandra, quien además destaca que el hecho de “tener un negocio en mi propiedad, me proporcionó estar más tiempo con mis hijos”.

Adherimos al feliz aniversario y hacemos votos por el crecimiento del atractivo emprendimiento, ubicado en calle Castellanos, a metros de la calle Artigas, parte del predio donde hace muchos años estaba en campo de deportes del Club San Martín.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario