No confundir dificultades con aptitudes

“Y este triste desengaño
me durará mientras viva.
Aunque un consuelo reciba
Jamás he de alzar el vuelo.
QUIEN NO NACE PARA EL CIELO
DE BALDE ES QUE MIRE ARRIBA”.


En esta estrofa, el Moreno se presenta como un “cantor vencido que llora su derrota”. Vive un supremo desengaño del cual no piensa liberarse, y en su desesperación lanza este refrán.

El sentido figurado del mismo, apunta a todos aquellos que en la vida, de alguna forma o de otra, quieren ser guitarreros sin tener uñas “p’aI oficio”. O también como dice el mismo Hernández: “no pinta quien tiene ganas, sino quien sabe pintar”.

Quien carece de ciertas aptitudes, es inútil que mire arriba; que intente alcanzar la gloria, pretendiendo aquello que no está en sus posibilidades. Este mundo alberga triunfadores y fracasados. Lo importante es darse cuenta a tiempo, si nos corresponde o no la ruta que transitamos.

Pero tampoco hay que confundir dificultades con aptitudes. Demóstenes era un ciudadano griego que quería dominar a los Atenienses con su palabra, mas era tartamudo. Pero venció su dificultad. Se ejercitó en la orilla del mar con piedritas en la boca, hasta llegar a tener la fluidez necesaria de expresión. Hoy lo recordamos como el gran orador de la historia.

Nuestros antepasados decían: “Zapatero, a tus zapatos”. Porque las condiciones, las aptitudes son para la proyección del hombre como las alas para el pájaro. San Martín, por ejemplo fue un soldado con alas, por eso supo de la gloria.

Pero es un error enterrarlos talentos. Por más flojas que sean a veces las aptitudes de un hombre, siempre, si se lo propone desde la sencillez y la humildad, puede ser útil a la sociedad.

El refrán nos advierte el no intentar aquello que no está dentro de nuestras posibilidades o aptitudes. La sola inteligencia, a veces no basta, si no va acompañada de una clara vocación personal. Por eso, “quien no nació para el cielo, de balde es que mire arriba”.

Del “Refranero del Martín Fierro”,
José Marcón

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario