Buenos sabores, buena gente, mejores producto

El 8 de diciembre de 2001 abrió sus puertas, con el firme propósito de generar una empresa de pastas artesanales acorde a las necesidades de Pehuajó, aferrados al esfuerzo cotidiano y al trabajo perseverante.

Santiago Matiasovich, impulsor de la fábrica, llegó a nuestra ciudad precedido de contundentes antecedentes familiares en el rubro. Hacia mediados del siglo XX, sus abuelos comenzaron con la elaboración de pastas artesanales, luego continuaron sus padres y hoy esta tercera generación consolida una actividad familiar por excelencia, respaldada por más de 60 años de fructífero accionar.

Las imágenes que acompañan en esta nota ponen en evidencia la proyección de la empresa, a través del crecimiento edilicio, a partir de la transformación del negocio de maquinarias agrarias, propiedad de Miguel D´Errico que funcionaba en esa esquina.
Santiago recuerda la llegada a Pehuajó y afirma “fuimos muy bien recibidos, a tal extremo que hicimos de Pehuajó nuestra casa”. Ahora a veinte años de aquel inicio, surgen de las expresiones de Matiasovich palabras de reconocimiento a todos los convecinos que confiaron en la empresa, a los empleados –algunos desde el comienzo- que aportaron lo suyo en eras del crecimiento propuesto.

Y fundamentalmente, el reconocimiento al público consumidor, ya sea vecinos o empresas comerciales donde se adquieren los productos, que incluso trascienden los límites de Pehuajó.

Es oportuno además, destacar que “El Buen Sabor” se integró a la vida pehuajense y ya forma parte de uno de los rubros productivos destacados en el quehacer comercial. Esa integración tiene también su faceta comunitaria que se traduce en aportes gratuitos de sus exquisiteces a establecimientos educativos y asistenciales, especialmente los días 29 de cada mes, que por tradición se resalta el día del ñoqui. Es así que niños y/o abuelos disfrutan en esas ocasiones un plato especial de muy noble buen sabor.

Nuestras congratulaciones en vísperas del vigésimo aniversario, y el sincero deseo de que las buenas ondas y los buenos sabores sigan siendo una constante en esta empresa que enaltece la vida comercial de la ciudad.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario