Último adiós a Doña "Lela"

El pasado 20 de agosto, se apagó la vida de la convecina Petrona R. Berón, conocida afectuosamente como “la abuela Lela” o “Doña Lela”. Tenía 92 años y fue la impulsora y propietaria, de un reducto tradicional en la noche pehuajense, el popular bar “Buenas Noches Buenos Aires”, que estaba ubicado en la calle Leopoldo Altés entre Estrada y Goyena.

Durante muchos años, numerosos parroquianos, locales y foráneos, se daban cita en el tradicional bar de “Doña Lela”, que marcó toda una época y fue sin duda alguna, un lugar característico en la vida pehuajense, cuando sus noches eran muy distintas y conservaban el encanto de la convivencia entre amigos y la sana amistad con los que visitantes.

Allí funcionó la peña “Agustín Magaldi” donde se vivían noches memorables honrando a los cantores populares de todos los tiempos. En el bar de “Lela” siempre hubo un lugar para el cantor aficionado, para el trovador, el recitador y el guitarrero. Allí se cobijaron y se exaltaron todas las expresiones del cancionero nativo.

Y no fueron pocos, los artistas profesionales que visitaban la ciudad y luego de actuar en clubes o locales nocturnos del centro, se acercaban al viejo bar para terminar la noche y sumarse a las peñas de madrugada.

Vale recordar también jornadas domingueras en el bar de Doña “Lela”, donde la voz de los cantores se entremezclaba con partidas de taba, encendidas mesas de truco y disputados partidos de bochas, matizados -según las circunstancias- con exquisitos asados, espumosas mateadas o criollas empanadas.

“Buenas noches Buenos Aires”, cerró sus puertas en los primeros meses del año 1983 y al poco tiempo se remataron los muebles y útiles del popular bar.

Como tantas otros lugares fue único. Irrepetible. Pasaron los años y quedó latente en el recuerdo en muchos pehuajenses. Hoy, ante la partida hacia la eternidad de Doña “Lela” quisimos echar una mirada al pasado y dejar a través de estas líneas, un simple y sincero homenaje.
Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario